- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 
        

domingo, 30 de julio de 2017

Bienvenidos al futuro orwelliano: control mental, telepatía, supersoldados, transhumanismo, supervigilancia. - La Singularidad ya está aqui...

- ¿Que si cuando sucederá?... ¡YA ESTÁ SUCEDIENDO!...

Ya aparecen las imágenes y videos, resulta de que la que falla es mi conexión, perdón.





............

Bienvenidos al futuro orwelliano: control mental, telepatía, supersoldados, transhumanismo, supervigilancia. 


Leer la mente, telepatía, insertar y eliminar memorias, intercambio directo de pensamientos a través de ordenadores, super soldados, aprender Karate en un minuto, suena a ciencia ficción pero estas tecnologías podrían estar más cerca de lo que crees, algunas incluso a menos de 10 años.
En abril de 2017, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook confirmaba que están desarrollando tecnología para permitir a los usuarios comunicarse utilizando sólo sus pensamientos. “Suena imposible, pero está más cerca de lo que piensas“, dijo la Sra. Regina Dugan, quien se unió a Facebook desde Google el año pasado y anteriormente lideró DARPA, la división avanzada de investigación de defensa del gobierno de Estados Unidos. Dijo que permitir a la gente transcribir rápidamente pensamientos les permitiría enviar mensajes y correos electrónicos en un instante, pero dijo que el proyecto era sólo el comienzo de los esfuerzos de lectura mental de Facebook. La Sra. Dugan sugirió que en el futuro, las personas podrían compartir pensamientos directamente, eliminando las barreras de los diferentes idiomas.
Imagina que la telepatía fuera real. Si por ejemplo, pudieras transmitir tus pensamientos a una computadora o a otra persona simplemente pensando en ellos. Pues según la fundadora de OpenwaterMary Lou Jepsen, esto será posible en sólo ocho años, gracias a la tecnología en la que su compañía está trabajando. Jepsen es una ex ejecutivo de ingeniería en Facebook, Oculus, Google [X] e Intel. También ha sido profesora en el MIT y es inventora de más de 100 patentes. La tecnología M.R.I. actual ya puede ver tus pensamientos: “Si te arrojaran a una máquina de resonancia magnética ahora… podría decirte qué palabras estás a punto de decir, qué imágenes tienes en la cabeza, o en que canción estás pensando” dijo Jepsen.
Jepsen no es la única que sueña con la comunicación por el pensamiento. A principios de este año, Elon Musk lanzó Neuralink, una compañía con el objetivo de fusionar nuestros cerebros con el poder de la computación, aunque con un enfoque diferente. “Elon Musk está hablando de nanopartículas de silicio pulsando a través de nuestras venas para hacernos una especie de computadoras semi-cyborg”, dice Jepsen. Pero, ¿por qué no adoptar un enfoque no invasivo? No se puede hablar de telepatia sin tocar las implicaciones éticas, si el uso de un sombrero le permitiera leer pensamientos, entonces: “¿Puede la policía hacerte usar un sombrero así? ¿Puede el militar hacerte usar ese sombrero? ¿Tus padres pueden hacerte usar ese sombrero?
En 2014, un científico en la Universidad de Harvard probó enviar una imagen dentro de la cabeza de alguien a otra persona, enviando un mensaje de la India a Francia. “Es una especie de realización tecnológica del sueño de la telepatía, pero definitivamente no es mágico“, dijo a AFP Giulio Ruffini, físico teórico y co-autor de la investigación. Para el experimento, una persona que llevaba un electroencefalograma (EEG) inalámbrico, vinculado a internet pensaría un simple saludo, como “hola” o “ciao”. Una computadora tradujo las palabras en código binario digital, presentado por una serie de unos o ceros. Luego, este mensaje fue enviado por correo electrónico desde la India a Francia, y entregados vía robot al receptor, que a través de la estimulación cerebral no invasiva podía ver destellos de luz en su visión periférica. Los sujetos que recibieron el mensaje no oyeron ni vieron las palabras en sí, sino que pudieron informar correctamente los destellos de luz que correspondían al mensaje.
Los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon hicieron recientemente un avance científico utilizando algoritmos de máquina para adivinar con precisión lo que la gente está pensando. En otras palabras, como la universidad se refirió a ella, han “aprovechado la tecnología de ‘lectura de la mente’ para decodificar pensamientos complejos.” “El nuevo estudio demuestra la codificación cerebral de 240 eventos complejos, oraciones que utilizan un alfabeto de 42 componentes de significado, o características semánticas neuronalmente plausibles, que consisten en características, como persona, configuración, tamaño, interacción social y acción física”. Según el estudio, publicado en Human Brain Mapping, usando el algoritmo inteligente, el equipo pudo discernir lo que se pensaba en un momento dado – e incluso el orden de una oración en particular. Después de entrenar el algoritmo en 239 de las 240 frases y sus escaneos cerebrales correspondientes, los investigadores fueron capaces de predecir la última frase basada sólo en los datos del cerebro. La investigación tiene implicaciones para el futuro del sistema de justicia penal.
De acuerdo con DARPA, “existe una gran necesidad de dispositivos económicos de grabación neural  ($30 USD) y fáciles de usar”, también conocidos como “aplicaciones inteligentes de grabación de actividad eléctrica cerebral” para permitir el uso generalizado por las escuelas y los ciudadanos promedio”. “Tener EEGs en todos los salones de clases de Estados Unidos atraería a los estudiantes en ciencia y tecnología de una manera que antes no era posible en el campo de la neurociencia…” y con ella “los estudiantes podrían registrar su propia actividad cerebral y descargar los datos a sus dispositivos, en el mismo salón de clases.
Por su parte DARPA ha invertido 65 millones de dólares para un programa que desarrolle un ‘chip cerebral’ que permita a los seres humanos simplemente conectarse con una computadora. A principios del año pasado en enero, DARPA lanzó Neural Engineering System Design (NESD) para investigar la tecnología que podría convertir a los soldados en cyborgs, dicen que el sistema podría dar supersentidos a los soldados. El objetivo es “desarrollar un sistema implantable capaz de proporcionar una comunicación de precisión entre el cerebro y el mundo digital”. El primer año del programa se centrará en hacer avances fundamentales en hardware, software y neurociencia, y probar esos avances en animales y células cultivadas. La Fase II del programa llama a estudios básicos continuos, junto con avances en miniaturización e integración, con atención a posibles vías para la aprobación regulatoria para pruebas de seguridad humana de dispositivos recién desarrollados. “El objetivo es lograr este enlace de comunicaciones en un dispositivo biocompatible de un tamaño no mayor de un centímetro cúbico.
Recordemos que en abril de 2013, el entonces presidente de los EE.UU. Barack Obama anunció una iniciativa federal para mapear el cerebro humano, de la misma manera que el genoma humano ya había sido mapeado. La iniciativa se llamó oficialmente B.R.A.I.N., un acrónimo de “Investigación del Cerebro Mediante la Mejora Innovadora de Neurotecnologías. Ahora queda claro porque DARPA era una de las agencias más interesadas en dicho proyecto.
Avanzar la neurociencia no es el único experimento en el que DARPA ha estado trabajando; También están tratando activamente de fusionar al hombre con máquinas… esencialmente transhumanismo. El complejo militar industrial ha estado tratando durante años de desarrollar exotrajes robóticos y robots mechs para aumentar la fuerza de un soldado según lo documentado por el exosuit Raytheon Sarcos XOS 2. Lo que hace que su portador sea más fuerte, tenga una mayor agilidad y resistencia como un superhéroe. Al mismo tiempo que el lanzamiento del exosuit XOS 2 en 2015 el ejército también lanzó “The Revision Kinetic Operation Suit“. El traje tiene una visión nocturna incorporada, computadoras, un sistema de comunicaciones y un exoesqueleto de metal suspendido que envuelve el 60% Del cuerpo de un soldado con armadura. Es tan pesado que un esqueleto de metal motorizado para llevar el peso es necesario para mover al soldado.
En una serie de experimentos, los neurocientíficos fueron capaces de eliminar selectivamente diferentes tipos de recuerdos almacenados en una sola neurona perteneciente a un caracol marino. La hazaña, detallada en la revista Current Biology, sugiere que los recuerdos problemáticos -como los responsables del PSTD y la ansiedad- en el cerebro humano podrían ser extirpados sin dañar otros recuerdos. Por su parte neurocientíficos en Francia han implantado falsos recuerdos en los cerebros de ratones dormidos. Usando electrodos para estimular y registrar directamente la actividad de las células nerviosas, crearon recuerdos asociativos artificiales que persistieron mientras los animales dormían y luego influían en su comportamiento cuando despertaban. La manipulación de los recuerdos mediante el bricolaje con células cerebrales se está convirtiendo en rutina en los laboratorios de neurociencia. En el pasado un equipo de investigadores utilizó una técnica llamada optogenética para etiquetar las células que codifican recuerdos temerosos en el cerebro del ratón y para activar y desactivar los recuerdos, y otro lo utilizó para identificar las células que codifican los recuerdos emocionales positivos y negativos, así podrían convertir recuerdos positivos en negativos, y viceversa.
Investigadores han diseñado roedores capaces de ver la luz infrarroja mediante la implantación de sensores en su corteza visual. En otro experimento arreglos de microelectrodos implantados en el cerebro de monos paralizados recogieron y decodificaron las señales que antes se habían asociado con el movimiento de las piernas. Esas señales fueron enviadas de forma inalámbrica a dispositivos que generan pulsos eléctricos en la parte inferior de la columna, lo que provocó el movimiento de los músculos de las patas de los monos. Dos ratas – una en Carolina del Norte y la otra en Brasil – trabajaron juntos en una tarea comunicándose telepáticamente, gracias a implantes en su cerebro. Ratas ciegas con un sensor y una brújula unidos a sus cerebros fueron capaces de navegar a través de un laberinto casi tan bien como ratas con visión regular.
El hacking cerebral, por así decirlo, ha sido una fascinación futurista durante décadas. La idea de que tendremos, inevitablemente, chips en nuestros cerebros y formas de interactuar directamente con los dispositivos de computación ha sido un elemento básico de las obras más cibernéticas, desde Neuromancer de William Gibson hasta Ghost in the Shell de Masamune Shirow a The Matrix de Wachowski. La realidad, sin embargo, es mucho más complicada y peligrosa. Muy pocas personas en el mundo tienen arreglos de múltiples electrodos implantados dentro de sus cráneos hoy.
La memoria humana está a punto de sobrealimentarseUna prótesis de memoria que se está probando no sólo podría restaurar los recuerdos a largo plazo, sino que también puede utilizarse para cargar nuevas habilidades directamente al cerebro. Los primeros ensayos involucrarán a personas con epilepsia. Las convulsiones a veces pueden dañar el hipocampo, haciendo que el cerebro pierda su capacidad de formar recuerdos a largo plazo. Para reparar esta capacidad, Theodore Berger de la Universidad de California del Sur y sus colegas usaron electrodos ya implantados en los cerebros de las personas como parte del tratamiento para la epilepsia para registrar la actividad eléctrica asociada con la memoria. El equipo después desarrolló un algoritmo que podría predecir la actividad neuronal que se piensa que ocurre cuando una memoria a corto plazo se convierte en una memoria a largo plazo, ya que pasa a través del hipocampo. El equipo de Berger usará este algoritmo para instruir a los electrodos a predecir y luego imitar la actividad que debe ocurrir cuando se forman memorias a largo plazo. “Con suerte, reparará su memoria a largo plazo”, dice Berger. Estudios previos con animales sugieren que la prótesis podría incluso dar a las personas una mejor memoria de lo que podrían esperar naturalmente. Un enfoque similar podría ser utilizado para implantar nuevos recuerdos en el cerebro. El equipo de Berger registró la actividad cerebral en una rata que había sido entrenada para realizar una tarea específica. La prótesis de memoria replicó entonces esa actividad en una rata que no había sido entrenada. La segunda rata fue capaz de aprender la tarea mucho más rápido que la primera rata – como si ya tuviera algún recuerdo de la tarea. “Hay buenas razones para creer que el intercambio de memoria puede ocurrir“, dice Berger.
Estamos siendo vigilados hasta nuestros genes, gracias a una potente combinación de hardware, software y recolección de datos que escanea nuestra biometría, nuestros rostros, iris, voces, genética, incluso nuestro andar- los procesa a través de programas de computadora que pueden romper los datos en “identificadores” únicos, y luego los ofrece al gobierno y a sus aliados corporativos para sus respectivos usos. Ahora con las tecnologías emergentes, nuestros pensamientos ya no están exentos.
George Orwell escribió en su libro 1984: “Nada era tuyo excepto los pocos centímetros cúbicos dentro de tu cráneo“. Un detalle que al parecer no paso por alto a los tecnocratas de la actualidad en Silicon Valley.
La tecnología está a punto de traer abiertamente una era en la que las autoridades gubernamentales pueden leer la mente de las personas sin su permiso y usarla contra ellos, incluso en los tribunales, antes de cometer un crímen, con una policía del pensamiento, por  crímenes de pensamiento y etiquetando a las personas incluyendo a los niños como criminales potenciales basados en sus ondas cerebrales. Además, implementar una tecnología como esta hará que los hackers traten de explotarla creando una situación peligrosa para los usuarios que saben de lo que es capaz.

No es una cuestión de si esta tecnología será utilizada con abuso, es una cuestión de cuándo sucederá.

FUENTE






Al fin y al cabo, ¿qué es la singularidad y cuándo llegará?


No hay comentarios: