jueves, 15 de agosto de 2019

Bill Gates quiere tapar el Sol para detener el calentamiento global

Bill Gates quiere tapar el Sol para detener el calentamiento global

 

tapar el sol 850x491 - Bill Gates quiere tapar el Sol para detener el calentamiento global
En agosto de 1994, los medios de comunicación anuncian que la capa de ozono se está debilitando y desaparecerá por completo en cuestión de meses. En África, millones han perecido por los efectos de la peligrosa luz solar. Entre los muertos se encuentra la mujer de Connor MacLeod, Brenda Wyatt MacLeod. Antes de morir, Brenda le hace prometer a su marido que consiga resolver el problema de la capa de ozono. Para 1999, Connor MacLeod crea un escudo electromagnético para cubrir el planeta y protegerlo de la radiación solar.
Sin embargo, el escudo tiene el efecto secundario: condena al planeta a un estado de noche perpetuo, una temperatura global extremadamente alta y uno niveles de humedad nunca registrados antes. Para el 2024, los años de oscuridad han causado que la humanidad pierda la esperanza y caiga en un declive. El escudo se encuentra bajo el control de una gran corporación, la cual se centra en los beneficios imponiendo tarifas para poder sobrevivir en este mundo. Esta no es una historia como otra, si no te has dado cuenta se trata de la trama de “Los Inmortales II”, una película dirigida en 1991 por Russell Mulcahy e interpretada por Christopher Lambert y Sean Connery. Y hemos querido empezar esta noticia recordando esta película, porque de nuevo la ficción se puede convertir en realidad. Bill Gates quiere tapar “nuestro sol” para frenar el cambio climático.
Bloqueando el Sol
El plan parece extrañamente similar a la trama de “Los Inmortales II”, pero podría ser toda una realidad dentro de una década. Todos los días, más de 800 aviones gigantes levantarían millones de toneladas de “polvo de tiza” a una altura de 19 kilómetros sobre la superficie de la Tierra y luego la esparcirían alrededor de la estratosfera. En teoría, el polvo en el aire crearía una gigantesca sombrilla, reflejando algunos de los rayos del sol y el calor de vuelta al espacio, protegiendo así a la Tierra de los devastadores efectos del calentamiento climático.
El proyecto está siendo financiado por el multimillonario y fundador de Microsoft, Bill Gates, y apoyado por científicos de la Universidad de Harvard. De hecho, los planes están tan avanzados que los experimentos iniciales de ‘nubosidad’ debían comenzar hace meses. Esta prueba inicial, conocida como Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEx), usaría un globo científico a gran altitud para levantar alrededor de 2 kg de polvo de carbonato de calcio, del tamaño de una bolsa de harina, a la atmósfera, a unos 20 kilómetros sobre el desierto de Nueva México.
Esto sembraría un área de cielo en forma de tubo de medio kilómetros de largo y 90 metros de diámetro. Durante las siguientes 24 horas, el globo sería dirigido por hélices de regreso a través de esta nube artificial, sus sensores monitorearían tanto las habilidades de reflejo del sol del polvo como sus efectos sobre el fino aire circundante. Sin embargo, SCoPEx está en espera, ya que podría desencadenar una serie desastrosa de reacciones en cadena, creando cambios climáticos en forma de graves sequías y huracanes, causando la muerte de millones de personas en todo el mundo.
“Nuestra idea es aterradora”, dijo Lizzie Burns, una de las directoras del equipo de Harvard. “Pero también lo es el cambio climático.”
¿De dónde surgió esta inquietante idea?
La inspiración fue generada en parte por un desastre natural. Cuando el volcán Pinatubo en Filipinas explotó en 1991, murieron más de 700 personas y hubo 200.000 desplazados. Pero también les dio a los científicos la oportunidad de seguir las consecuencias de una vasta nube química en la estratosfera. El volcán arrojó 20 millones de toneladas de dióxido de azufre a la atmosfera, donde formó gotas de ácido sulfúrico que flotaron en todo el mundo durante más de un año. Estas gotas actuaron como pequeños espejos para reflejar la luz solar. Como resultado, las temperaturas globales se redujeron en 0.5 grados durante un año y medio. Esto llevó a la idea de una “solución” para el calentamiento global, y se han realizado al menos 100 artículos científicos.
El verdadero apocalipsis en la Tierra
Pero crear “una gigantesca sombrilla” para la Tierra podría tener consecuencias devastadoras. Uno de los problemas al que nos enfrentamos es que esparcir polvo en la estratosfera puede dañar seriamente la capa de ozono que nos protege de la peligrosa radiación ultravioleta. Los climatólogos también están preocupados de que tales modificaciones puedan interrumpir involuntariamente la circulación de las corrientes oceánicas que regulan nuestro clima. Esto en sí mismo podría desencadenar un brote global de eventos climáticos extremos que podrían devastar zonas de cultivo, aniquilar especies enteras y fomentar epidemias de enfermedades. El potencial de desastre ni siquiera termina ahí. Intentar atenuar los rayos del sol probablemente crearía ganadores y perdedores climáticos.
Los científicos tal vez puedan establecer las condiciones climáticas perfectas para los agricultores en el Medio Oeste de los Estados Unidos, pero al mismo tiempo, este entorno podría la devastación en África. Porque no es posible cambiar la temperatura en una parte del mundo y que no le pase nada al resto. Todo en el clima del mundo está interconectado. Además, cualquier cambio en la temperatura promedio global cambiaría la forma en que se distribuye el calor en todo el mundo, y algunos lugares se calentarían más que otros.
tapar sol calentamiento global - Bill Gates quiere tapar el Sol para detener el calentamiento global
Esto, a su vez, afectaría los niveles de lluvia. El calor impulsa el ciclo del agua, en el que el agua se evapora, forma nubes y cae como lluvia. Cualquier alteración del calor causaría un cambio en los patrones de lluvia. Y lo peor de todo es que no hay forma de predecir cómo responderá el clima mundial en un futuro al tener una gigantesca sombrilla química colocada encima. Incluso esta aterradora tecnología podría provocar guerras entre países, que se acusarían mutuamente de causar las catástrofes.
Sin embargo, los científicos de Harvard defienden su proyecto asegurando que es totalmente seguro. David Keith, uno de los miembros de SCoPEx, dijo que sembrar uniformemente toda la atmósfera global con bajos niveles de polvo reflectante no debería ser ningún riesgo. El profesor Keith también sugirió que las naciones más ricas del mundo deberían de crear un fondo de seguro global para compensar a los países más pobres por cualquier daño causado involuntariamente por su experimento de protección solar.
La verdad es que nos quedamos con la última declaración Keith: crear un fondo de seguro global para compensar a los países más pobres por cualquier daño causado por el proyecto. ¿Cómo se puede compensar la muerte de millones de personas por las locuras científicas? Incluso si damos por bueno este descabellado plan, ¿cómo se apaga un sistema de enfriamiento tan global? ¿Y qué consecuencias imprevistas surgirían si de repente lo hicieran?
Como podemos comprobar, esta “solución” parece tener un gran potencial para convertirse en una pesadilla global.

No hay comentarios.: