- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 

domingo, 1 de noviembre de 2015

Una luna de saturno.- ANÁLISIS DE “IAPETUS”: LA EVIDENCIA DE UNA LUNA ARTIFICIAL EN EL SISTEMA SOLAR. CUESTIONES PRELIMINARES Y COMPLEMENTARIAS.¿RELACIÓN HISTÓRICA CON LA PERTURBACIÓN DE SAGITARIO?

¿Más pruebas?- Por lo mostrado aquí en esta entrada no hay duda de mi parte: “IAPETUS” una de las lunas de saturno es un satélite artificial... ¿hecho por quién?...
Muchos se creen muy inteligentes y se burlan de esta nota pero solo ver son datos astronómicos científicos no calenturas de ciencia ficción.

Estamos llegando poco a poco a descubrir una de las madrigueras y bases en nuestro universo fisico desde donde "los dioses y demonios" desde uno de sus sitios de control y dominación han manipulado a nuestra sufrida y mangoneada humanidad desde milenios y por consecuencia casi de todo nuestro universo conocido... pero resulta que hay otras entidades que siempre se han contrapuesto a otras y siempre han habido peleas y batallas entre ellos... (y siempre nosotros enmedio como sandwiche) como ahora que esta sucediendo y aquí lo dejo... y ahora si, todo lo inmediatamente anterior escrito son calenturas mias.



.........................




I.-Resúmen
El presente estudio, toma como base de referencia, el análisis detallado de Iapetus, una de las lunas de Saturno, la más extraña de todo el sistema solar. Dicho análisis fue realizado por R.C.Hoagland en 2005, y su base de análisis, es el más completo, que hasta ahora nadie haya efectuado. A la luz de los datos, las anomalías detectadas, y las artificialidades aetherofactales, podemos concluir, sin lugar a dudas, que nuestro sistema solar está repleto de artefactos procedentes de otras civilizaciones Inteligentes, algunos de los cuales, incluso son auténticas Estaciones Espaciales, con forma de esferoide: Es decir, Satélites artificiales ubicados en la antigüedad por “alguna razón” orbitando algunos de los planetas de nuestro sistema solar, lo que encaja con muchas piezas del puzzle exocientífico, a la luz de los datos: Nuestro sistema solar es binario, y artefactos como Iapetus, podrían ayudarnos a la explicación de algunos de los grandes misterios de los satélites que orbitan la Enana Marrón, y a comprender la perturbación de Sagitario, y la posición de las coordenadas del cruce (La zona ubicada entre 20 y 30 UA del Sol).
El presente estudio, zanja la cuestión de la artificialidad de Iapetus, de forma evidencialmente incuestionable; a la luz de los datos del exhaustivo análisis de RCH2005: Iapetus es un satélite esferoidal artificial, sin lugar a dudas. Y abre la puerta de las siguientes cuestiones: A parte de Iapetus cuya artificialidad ha quedado demostrada,
1.-¿Hay más “lunas” artificiales en nuestro ya Anciano sistema solar?.
2.-¿Qué relación tienen estos satélites artificiales con la zona del “cruce” o tránsito de la perturbación de Sagitario? (El escenario simulación 4 de la hoja de trabajo StarVieWerNIII.). Al que hemos denominado Punto del cruce o (PI=>20<35uas font="">
3.-¿Qué antigüedad tienen éstos satélites artificiales y qué relación tienen con las artificialidades existentes en la Luna y Marte a la luz de los nuevos datos?
B.-Análisis de la Artificialidad confirmada de “Iapetus”.
1.-Iapetus (Japeto), es uno de los satélites más extraños de nuestro Sistema Solar. Mide aproximadamente 1.500 Km de diámetro, y es tras Titán y Rea, el tercero en tamaño, de los que orbitan Saturno. Tarda en completar una vuelta alrededor de Saturno 79,33 días, a una distancia media de 3.561.300 km. Descubierto por Giovanni Cassini en 1671, que da nombre a la sonda espacial Cassini. La propia NASA, reconoce la rareza de dicho objeto, si bien, argumenta que su formación procede de Oort, y que su orígen se debe a residuos ancestrales de cuerpos sólidos existentes allí, o colisiones cósmicas durante el orígen de nuestro sistema solar. Sin embargo, no aclara cuáles son sus anomalías, ya que no existe una explicación “natural” que alcance a explicar su configuración esferoide y el “pliegue central”, así como todas y cada una de las peculiaridades que seguidamente vamos a exponer en el presente estudio.
2.-Configuración y características del satélite, respecto de la reflexión de luz solar: La forma de iapetus, es esferoidal, pero obedece a una configuración dodecaedral-esferoidal, que se verifica en la forma en que refleja la luz solar.
Las siguientes han sido imágenes originales, tomadas por la sonda Cassini, y analizadas por Richard C. Hoagland en 2005.




Análisis del esferoide Iapetus. Incidencia de la luz y su forma
Análisis del esferoide Iapetus. Incidencia de la luz y su forma

Un detallado exámen de la proyección sobre las fotos originales tomadas por la sonda Cassini en 2004,




Proyección Hiper geométrica de Iapetus: Geometría de aristas.
Proyección Hiper geométrica de Iapetus: Geometría de aristas.

Observen así mismo, un artefacto en forma de “puro” en la imágen superior  la izquierda parece sobrevolar su ángulo oscuro. La comparación de la parte inferior es tras dos días, e igualmente pueden ver las aristas que evidencian la estructura artificial de la misteriosa “Iapetus”.




Una de las caras de Iapetus siempre es frontal a Saturno.
Una de las caras de Iapetus siempre es frontal a Saturno.

Observen esta curiosa fotografía de la sonda Cassini a 22 de Octubre de 2004, en aquel momento, no estaban tipificados los objetos aetherofactales y la casuística de artificialidad que exhaustivamente hemos venido analizando en StarVieWer Team. A la luz de los nuevos datos, completamos así el estudio de R.C.Hoagland. Observen el tráfico de artefactos detectados en Iapetus por la sonda Cassini, así como las aristas de su superficie.




Erosión de las aristas: Ampliación de la superficie de Iapetus: Aristas.
Erosión de las aristas: Ampliación de la superficie de Iapetus: Aristas.

En esta foto ampliada, pueden observarse las aristas, así como la erosión de las mismas debido al transcurrir del tiempo, impacto de cometas, asteroides y erosión cósmica en superficie. El ecuador central, puede inferirse así como su erosión.
3.-Rotación y geometría de Iapetus.




Esquema rotacional de Iapetus respecto a Júpiter.
Esquema rotacional de Iapetus respecto a Júpiter.

Puede observarse que para cada rotación en su eje, Iapetus también completa una rotación a Saturno. Esta peculiaridad es única de Iapetus en el Sistema Solar.
Así mismo, puede destacarse una rotación totalmente sincrónica perfecta, que se verifica en los 79 días que tarda en completar su órbita al rededor de Saturno.
La geometría de esta inexplicable anomalía, implica algún mecanismo interno de automotricidad, que desafía claramente los patrones conocidos de todos los satélites del Sistema Solar.
Las imágenes obtenidas por la Voyager 2 , muestran otra anomalía interesante: El punto negro central.




Anomalía rotacional sincrónica de Iapetus y el punto negro.
Anomalía rotacional sincrónica de Iapetus y el punto negro.

Respecto a sus estructuras geométricas:




Despliegue de fotografía por Cassini 2004. Aristas y morfología artificial
Despliegue de fotografía por Cassini 2004. Aristas y morfología artificial

Foto tomada por Cassini el 31 de Diciembre de 2004, a 40.000 Millas de Iapetus. Pueden observarse zonas que revelan geometría artificial, o planos cuya morfología geométrica es incompatible con un satélite natural.




Comparación de Iapetus, con una esfera. Geometría esferoide hipergeométrica.
Comparación de Iapetus, con una esfera. Geometría esferoide hipergeométrica.

A simple vista pueden detectarse las aristas, las areas planas hipergeométricas del esferoide.
Textualmente  en palabras de Richard C. Hoagland
The means of doing this via an orbiting or passing spacecraft, is by optically measuring the object’s diameter (from images), then comparing that to its overall mass (derived from observing the effect of its gravitational field on the spacecraft’s trajectory).  This mass determination, divided into the optical diameter, then gives the average density of the object – which, in turn, can narrow down its potential composition.
Earth’s Moon, for example, has an average density of “3.34” (3.34 times a similar-sized sphere composed of water) – revealing it to be composed primarily of much denser “silicates” … a rocky object.  Thus, at 2160 miles across, despite the significant tensile strength of “rocks,” the Moon’s own gravity has crushed it down to almost a perfect sphere, as seen from Earth.
For Iapetus, Voyager’s measured density (via the techniques described above) is about 1.21 – clearly only slightly denser than an equal sized body made of water (there were obviously a few rocky “impurities” incorporated into Iapteus during in its formation, slightly increasing its average density …).  Because this solid, mostly icy body measures almost 900 miles across, yet rotates only once every 79 days, any equatorial “centrifugal force” is clearly insignificant.  Thus, this cannot be the source of Iapetus’ major “out of roundness.”
4.-Análisis detallado de la arista central, y de la superficie de Iapetus. Precísamente la inmensa arista rectilinea que divide el ecuador de Iapetus. (Con una altura de 60.000 pies).




El esferoide Iapetus y su elevada arista central.
El esferoide Iapetus y su elevada arista central.

En 1980 Donald Goldsmith and Tobias Owen, escribieron textualmente en un informe de la NASA:
This unusual moon is the only object in the Solar System which we might seriously regard as an alien signpost – a natural object deliberately modified by an advanced civilization to attract our attention.
Vamos a examinar más detenidamente la Arista:




Asombroso parecido con la estrella de la muerte. G.Lucas reconoce que se inspiró en Iapetus.
Asombroso parecido con la estrella de la muerte. G.Lucas reconoce que se inspiró en Iapetus.

Veamos la arista central desde distintos ángulos, con mayor detalle:




Pliegue en forma de
Pliegue en forma de “nuez” rectilineo de 60.000 pies de altura

Puede observarse de cerca el pliegue, y la erosión en el mismo con un mayor detalle. Parece que ambos hemisferios del esferoide han sido literalmente ensamblados, incluso el pliegue parece una “junta de dilatación”.
En palabras textuales de Donald Goldsmith:
There is no viable geological model to explain a sixty thousand-foot-high, sixty thousand-foot-wide, four million-foot-long “wall” … spanning an entire planetary hemisphere… let alone, located in the precise plane of its equator!
Una ampliación de la arista, muestra una zona de 60 millas en la que podemos apreciar la perfección de este artefacto:




Ampliación de la Arista ecuatorial. Escala de la zona marcada 60 millas
Ampliación de la Arista ecuatorial. Escala de la zona marcada 60 millas

5.-Las estructuras rectilineas y los cráteres geométricos:




Observación de aristas rectilineas en cráteres.
Observación de aristas rectilineas en cráteres.

En este recuadro ampliado (abajo) se aprecia un conjunto notable  claramente definido,  de asombrosas formas rectilíneas, repetidas por toda la superficie de iapetus, con formas tridimensionales   – fotografiado en color y situado a varios cientos de kilómetros al norte de la pared … cerca de la frontera entre la materia “marrón” y la “materia blanca” en el hemisferio de avance de Japetus (luz del sol desde la parte inferior izquierda).

Las formas rectilíneas se repiten  precisamente en orientación norte / sur, este / oeste….




Detalle de aristas rectilineas
Detalle de aristas rectilineas

Una clara zona de artificialidades, puede observarse aquí:




Parecen construcciones de
Parecen construcciones de “celdas” Tabiques o habitáculos subterraneos

Veamos otra foto en la que pueden apreciarse con más detalle:




Detalle de estructuras artificiales en iapetus II
Detalle de estructuras artificiales en iapetus II

Se aprecia claramente vestigios de arquitecturas verticales, que nada tienen que ver con la naturaleza.
Así mismo, del análisis de las fotos, pueden verse torres, o construcciones verticales muy elevadas:




Skyline- Artificialidad en iapetus.Aristas en superficie y estructuras verticales.
Skyline- Artificialidad en iapetus. Aristas en superficie y estructuras verticales.

Y de una forma ampliada, vemos algunas de esas arquitecturas abajo:




Ampliación de la zona y detalle en imágen superior.
Ampliación de la zona y detalle en imágen superior.

En palabras de Hoagland
The enlargement on the left features a square opening, apparently looking deep below the surface … into a rectangular underground tunnel with multiple, geometric “levels.”
The close-up on the right shows an equally obvious, multi-storied, rectangular structure — flanked on three 90-degree sides by concave “stadium-like” features … with a, roofless, lattice-like “building” on the right of the central rectangle.
Smaller, equally geometric and carefully aligned “box-like openings” appear farther away ….
C.-CONCLUSIÓN: Iapetus es el primer satélite confirmado como artificial en nuestro sistema solar, incluso por los propios ex-empleados de la NASA.
Recomendamos lean el detallado estudio en la web de Richard C Hoagland:
En dicho análisis Hoagland concluye diciendo que fue construído fuera de nuestro sistema solar, y traído después a Saturno. ¿Por qué a Saturno?
Tras este análisis, las anomalías de artificialidad detectadas desde el día 16 de agosto, los aetherofactos, y la desviación y coincidencia de varios objetos idénticos que traemos a colación aquí:




La anomalía de 16 de agosto de 2009
La anomalía de 16 de agosto de 2009

El objeto ampliado:
sucesionampliación
Análisis del objeto en negativo:




Anomalía filtrada invertida
Anomalía filtrada invertida

Y sorpresivamente respecto de la anomalía de febrero de 2003:




Anomalía filtrada invertida del evento de 20 de febrero 2003
Anomalía filtrada invertida del evento de 20 de febrero 2003

El hecho de que la zona de incidencia correspondiente al cruce, sea de 20-35UA, dado el factor  que ya conocemos
PI=>20<35uas font="">
Es decir, entre las órbitas de Saturno y Neptuno, es donde se haya el punto crítico de intersección.
El objeto del día 16 de agosto 2009, es idéntico que el objeto de 20 de febrero de 2003, y curiosamente su esfericidad, artificialidad y configuración nos recuerda mucho a Iapetus. Obviamente es pronto para sacar conclusiones, de su relación, pero…¿No son demasiadas casualidades? Habrá más Iapetus ubicados en la zona PI orbitando algún otro planeta ubicado en el Factor PI ( 25-35UA) , curiosamente esta es la zona de EQUIDISTANCIA de LA POSICIÓN DE G119Stv- Nuestra enana Marrón.
iiiiiiiii
Demasiadas casualidades. Demasiada artificialidad. Demasiadas lunas Extrañas ubicadas entre Saturno y Neptuno. Sabemos que la perturbación es cíclica. Sabemos (y tiene lógica que el punto PI es equidistante y representa el cruce Sumerio, de ahí el significado de NIBIRU (El planeta del cruce). Sabemos que Hay evidencias fuertes de artificialidad en la zona PI=>25<35ua 16ag2009.="" de="" el="" en="" encaja="" font="" iapetus="" incidencia="" la="" nbsp="" objeto="" por="" r.c.hoagland="" sabemos="" tipo="" y="">que IAPETUS no se originó allí , sino que fue traido allí. Sabemos que IAPETUS tiene un sistema de propulsión interna que le hace describir un movimiento programado respecto de Saturno. La pregunta ¿Hay más Iapetus en la zona PI?
¿No son demasiadas casualidades que convergen hacia la perturbación de Sagitario, y que se remontan  al orígen de nuestro sistema solar?
(StarViewerTeam 2009, gentileza de R.C.Hoagland)
Imágenes Japeto http://saturn.jpl.nasa.gov
FUENTE



Consulta más aquí:




https://es.wikipedia.org/wiki/J%C3%A1peto_(sat%C3%A9lite)


https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Iapetus_as_seen_by_the_Cassini_probe_-_20071008.jpg#/media/File:Iapetus_as_seen_by_the_Cassini_probe_-_20071008.jpg

https://es.wikipedia.org/wiki/J%C3%A1peto_(sat%C3%A9lite)
..................


Y Otro poco mas de lo mismo pero con algunas variantes, desde 2009 se sabe esta nota aunque fue en 2005 que se investigó por R.C. Hoagland.  


Iapetus ¿ otro satélite artificial en el Sistema Solar ?




En trabajos anteriores analizamos la hipótesis de si nuestro satélite natural, la Luna, es o no un satélite artificial (abajo de éste párrafo los links para quienes deseen consultarlos).

Hoy realizaremos un nuevo análisis a otro satélite que se encuentra en nuestro sistema solar y que ha sido catalogado como el más extraño de todos: nos referimos a Iapetus o Jápeto, el octavo satélite de Saturno.

El presente estudio, toma como base de referencia, el análisis detallado realizado por R. C. Hoagland en el año 2005, el cuál es considerado como el más completo que hasta ahora se haya efectuado al tan mencionado cuerpo celeste.



Órbita (vista polar).


Iapetus o Jápeto es uno de los satélites más raros del planeta Saturno, es el octavo más distante al planeta y el tercero en tamaño, con un diámetro de alrededor de 1.500 km, después de los satélites más grandes Titán y Rea. Fue descubierto por Giovanni Cassini en 1671. También es conocido como Saturno VIII y tarda en completar una vuelta alrededor de Saturno 79,33 días, a una distancia media de 3.561.300 km.

Se caracteriza por tener uno de los hemisferios mucho más oscuro que el otro, peculiar característica que se podría deber por la especial composición de esa parte, que podría venir del interior de la luna o de materia de otros satélites, aunque no se conoce con certeza el motivo real.

Iapetus o Jápeto ha sido visitado por la sonda Voyager 2 que, como parte de su viaje a los confines del Sistema Solar, el 22 de agosto de 1981 pasó a 966.000 km de Iapetus, tomando algunas fotografías de su superficie.

Más recientemente, en diciembre del 2004 la nave Cassini de la misión Cassini/Huygens, que actualmente está estudiando Saturno y sus satélites, pasó a 123.000 km de Jápeto y fotografió la Cassini Regio, una de las áreas de la superficie de Iapetus, con mucho más detalle que el Voyager.

El día 10 de septiembre de 2007 Cassini volvió a acercarse a Iapetus, y esta vez pasó a solo 1.600 km del satélite, siendo el único sobrevuelo que la sonda realizará de ésta luna.
Órbita (vista lateral).

1.- Análisis de la artificialidad de “Iapetus”.

Iapetus (Japeto), es uno de los satélites más extraños de nuestro Sistema Solar. Mide aproximadamente 1.500 Km de diámetro, y es tras Titán y Rea, el tercero en tamaño, de los que orbitan Saturno. Tarda en completar una vuelta alrededor de Saturno 79,33 días, a una distancia media de 3.561.300 km. Descubierto por Giovanni Cassini en 1671, que da nombre a la sonda espacial Cassini.

La propia NASA, reconoce la rareza de dicho objeto, si bien, argumenta que su formación procede de Oort, y que su origen se debe a residuos ancestrales de cuerpos sólidos existentes allí, o colisiones cósmicas durante el nacimiento de nuestro sistema solar, no aclara cuáles son sus anomalías, ya que no existe una explicación “natural” que alcance a explicar su configuración esferoide y el “pliegue central”, así como todas y cada una de las peculiaridades que seguidamente vamos a exponer en el presente estudio.

2.-Configuración y características del satélite, respecto de la reflexión de luz solar:La forma de Iapetus, es esferoidal, pero obedece a una configuración dodecaedral-esferoidal, que se verifica en la forma en que refleja la luz solar.

Las siguientes han sido imágenes originales, tomadas por la sonda Cassini, y analizadas por Richard C. Hoagland en 2005.
Análisis del esferoide Iapetus.


Incidencia de la luz y su forma.

Un detallado examen de la proyección sobre las fotos originales tomadas por la sonda Cassini en 2004.
Proyección Hipergeométrica de Iapetus: Geometría de aristas.
Observen así mismo, un artefacto en forma de “puro“ en la imagen superior la izquierda parece sobrevolar su ángulo oscuro. La comparación de la parte inferior es tras dos días despues, e igualmente pueden ver las aristas que evidencian la estructura artificial de la misteriosa “Iapetus”.

En la secuencia observamos que una de las caras de Iapetus siempre es frontal a Saturno.

Observen esta curiosa fotografía de la sonda Cassini del 22 de Octubre de 2004, en aquel momento, no estaban tipificados los objetos aetherofactales y la casuística de artificialidad.

Observen el tráfico de artefactos detectados en Iapetus por la sonda Cassini, así como las aristas de su superficie.
Erosión de las aristas: la ampliación muestra polígonos en la superficie de Iapetus.
.
En esta foto ampliada, pueden observarse las aristas, así como la erosión de las mismas debido al transcurrir del tiempo, impacto de cometas, asteroides y erosión cósmica en la superficie. El ecuador central, puede inferirse así como su erosión.
Asombroso parecido con la estrella de la muerte de la película Star Wars. George Lucas reconoce que se inspiró en Iapetus.

3.-Rotación y geometría de Iapetus.
Puede observarse que para cada rotación en su eje, Iapetus también completa una rotación a Saturno. Esta peculiaridad es única de Iapetus en el Sistema Solar.

Así mismo, puede destacarse una rotación totalmente sincrónica perfecta, que se verifica en los 79 días que tarda en completar su órbita alrededor de Saturno.
Esquema rotacional de Iapetus respecto a Saturno.


La geometría de esta inexplicable anomalía, implica algún mecanismo interno de automotricidad, que desafía claramente los patrones conocidos de todos los satélites del Sistema Solar.

Las imágenes obtenidas por la Voyager 2 , muestran otra anomalía interesante: El punto negro central.
Anomalía rotacional sincrónica de Iapetus y el punto negro.

Respecto a sus estructuras geométricas: Aristas y morfología artificial.
Foto tomada por Cassini el 31 de Diciembre de 2004, a 40.000 Millas de Iapetus. Pueden observarse zonas que revelan geometría artificial, o planos cuya morfología geométrica es incompatible con un satélite natural.
Comparación de Iapetus, con una esfera. Geometría esferoide hipergeométrica.
Horizonte totalmente geométrico.
A simple vista pueden detectarse en las sombras las áreas planas hipergeométricas del esferoide.
4.-Análisis detallado de la arista central, y de la superficie de Iapetus.
Precísamente la inmensa arista rectilínea que divide el ecuador de Iapetus. (Con una altura de 60.000 pies).
Iapetus y su elevada arista central.
En 1980 Donald Goldsmith y Tobias Owen, escribieron un informe de la NASA que dice: "Esta inusual luna es el único objeto del Sistema Solar que podría considerarse seriamente como una señal extraterrestre - un objeto natural modificado deliberadamente por una civilización avanzada para un propósito que aun hoy desconocemos".

Vamos a examinar la arista central desde distintos ángulos, con mayor detalle:
Pliegue en forma de "nuez" totalmente rectilíneo que mide unos 60.000 pies de altura.
Puede observarse de cerca el pliegue, y la erosión en el mismo con un mayor detalle. Parece que ambos hemisferios del esferoide han sido literalmente ensamblados, incluso el pliegue parece una “junta de dilatación”.

En palabras textuales de Donald Goldsmith, experto de NASA: “No existe un modelo geológico viable para explicar el muro de sesenta mil metros de altura, sesenta mil metros de ancho, cuatro millones de metros de largo... que abarca un hemisferio del planeta entero... y mucho menos, que se encuentra en el plano exacto de su ecuador”.

Una ampliación de la arista, muestra una zona de 60 millas en la que podemos apreciar la perfección de este artefacto:
Ampliación de la Arista ecuatorial. Escala de la zona marcada 60 millas.
5.-Las estructuras rectilíneas y los cráteres geométricos:
Observación de aristas rectilíneas en los cráteres.
En este recuadro ampliado (abajo) se aprecia un conjunto notable claramente definido, de asombrosas formas rectilíneas, repetidas por toda la superficie de Iapetus, con formas tridimensionales – fotografiado en color y situado a varios cientos de kilómetros al norte de la pared… cerca de la frontera entre la materia “marrón” y la “materia blanca” en el hemisferio de avance de Iapetus (luz del sol desde la parte inferior izquierda). Las formas rectilíneas se repiten precisamente en orientación norte / sur, este / oeste…
Detalle de aristas rectilíneas.
Una clara zona de artificialidades, puede observarse aquí:
Parecen construcciones de "celdas" Tabiques o habitáculos subterráneos.
Veamos otra foto en la que pueden apreciarse con más detalle:

En la secuencia detalle de estructuras artificiales.
Se aprecia claramente vestigios de arquitecturas verticales, que nada tienen que ver con la naturaleza. Así mismo, del análisis de las fotos, pueden verse torres, o construcciones verticales muy elevadas:

En la secuencia observamos en la superficie las estructuras verticales.
Y de una forma ampliada, vemos algunas de esas arquitecturas abajo:
Ampliación de la zona, destacandose en el recuadro una estructura vertical que sobresale.
En palabras de Hoagland: "La ampliación de la imagen (recuadro izquierdo) dispone de una abertura cuadrada, al parecer un túnel subterráneo de forma rectangular con múltiples niveles".

El primer plano de la derecha muestra una estructura rectangular o monolito de varios pisos, flanqueado por tres partes cóncavas de 90 grados c/u (como si fuese "un edificio"). Más lejos se puede divisar como aberturas igualmente geométricas y cuidadosamente alineadas.

Conclusión:
A la luz de los datos y las anomalías detectadas, Hoagland concluye asegurando que en nuestro sistema solar existen varios satélites que pueden ser catalogados como artificiales y que fueron “colocados” en puntos específicos por “alguna razón” que hoy desconocemos.

Iapetus es el primer satélite confirmado como artificial en nuestro sistema solar, incluso por los propios empleados de la NASA, pero no será el único. Queda pendiente confirmar si nuestra luna, debido a su inusual comportamiento, cae o no dentro de la misma categoría a la que hace referencia Hoagland.

Nota curiosa
¿Por qué nuestra luna y ésta luna de Saturno siempre muestran una misma cara al planeta al que pertenecen? ¿Sabias que también en nuestra luna hay monolitos como el que fue observado en Iapetus? (ver http://quamtum.blogspot.com/2009/01/los-misterios-de-la-luna.html) ¿será acaso una marca dejada (¿?) para identificar cuales son los satélites artificiales que posee nuestro sistema solar?

Simple especulación, pero… y si no lo fuera?


Leer más: http://www.quantum-rd.com/2009/09/iapetus-otro-satelite-artificial-en-el.html#ixzz3qJ99jXU6



Y no falta también quien pretenda descubrir algún hilo negro o que tiene 4 patas el gato y se apunte de lo mismo que critica (en buena onda):
Los misterios de Jápeto
en respuesta a la primer entrada arriba aqui.