- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 

miércoles, 19 de agosto de 2015

MARÍA ORSIC: LA BELLA MÉDIUM E INTERMEDIARIA QUE OBTUVO TECNOLOGÍA PARA LA ALEMANIA NAZI.

AGOSTO 19, 2015


Según fuentes de información alemana, María tenía dos montones de papeles fruto de dichos trances telepáticos: uno con la escritura desconocida y otro perfectamente legible. En cuanto a este último, María sospechaba que podría estar escrito en una forma arcaica de lo que podría ser un idioma del Próximo Oriente. Con la ayuda de un grupo cercano a la Sociedad Thule conocido como los “Panbabilonistas”, pudieron averiguar que dicho idioma no sería otro que antiguo sumerio, el idioma de los fundadores de la antigua Babilonia. Sigrun, ayudó a traducir el mensaje y de paso a descifrar las extrañas imágenes del artefacto volador circular que aparecía en el otro montón de papeles.

Una importante y reconocida revista alemana publicó un interesante reportaje sobre la aparente construcción de naves espaciales nazis gracias a su comunicación con seres alienígenas. Dicha investigación causó bastante revuelo internacional dado que era la primera vez que esta historia era analizada a fondo y en serio. Probablemente la mayor parte del artículo no sea más que solo una leyenda e historia, pero no por ello deja de ser increíblemente interesante. La líder de la sociedad secreta “Vril” supuestamente se comunicó con una raza de extraterrestres que le dio instrucciones para construir platillos voladores. También fue conocida como Maria Orschitsch, una célebre medium que se convirtió en la líder de la llamada y supuesta Sociedad del Vril. Nació en Vierna, Austria. Su padre era un inmigrante croata de Zagreb, su madre, en cambio, era vienesa. María mostró bien pronto simpatía por el movimiento nacionalista alemán desde sus inicios, movimiento cuyo objetivo era la adhesión territorial y política a Alemania. En 1919 se trasladó a Munich con su novio y prometido. No se sabe si llegaron a casarse o no, puesto que ambos desaparecieron en 1945. 

En Munich, Maria estaba ya en contacto desde el principio con la Sociedad Thule y pronto creó su propio círculo interno con Traute A, otra medium de Munich y otras amigas. Este grupo se llamó “Alldeutsche Gesellschaft für Metaphysik”, el nombre oficial de la Sociedad del Vril. Todas ellas eran chicas jóvenes, aunque un tanto peculiares, puesto que eran unas detractoras acérrimas de la nueva moda del pelo corto entre las mujeres. Tanto Maria como Traute llevaban el pelo larguísimo, una rubia y la otra castaña. Llevaban larguísimas coletas, una forma de peinado muy poco común a principios del s.XX. Como era de esperar, esto se convirtió bien pronto en una característica propia de todas las mujeres que integraron la supuesta Sociedad del Vril que se dice, existió hasta 1945. Y no era por puro capricho, puesto que creían firmemente que sus largas melenas actuaban a modo de antenas cósmicas para recibir comunicaciones ajenas a nuestro mundo. 

En cambio, en público, nunca exhibían el pelo recogido en cola sino que preferían llevarlo suelto para llamar menos la atención. Como identificativos, los miembros de la Sociedad del Vril, también llamados “Vrilerinnen” llevaban un disco que representaba a dos de las más importantes médiums del grupo: Maria Orsic y Sigrun. En diciembre de 1919, un pequeño grupo de personas de las Sociedades Thule, Vril y de la DHvSS (siglas de Hombres de la piedra negra), entre los que se encuentran Maria y Sigrun, alquilan una pequeña cabaña en las cercanías de Berchtesgaden (Alemania). Maria, entonces, afirma que ha recibido una serie de transmisiones mediúmnicas en una especie de escritura a la que ella llama “Templario-germánica”, en un idioma que ella afirma desconocer, pero que contienen información de carácter técnico para la construcción de una máquina voladora. Supuestos documentos pertenecientes a la Sociedad del Vril mencionan que dichos mensajes telepáticos provienen de Aldebarán, a 68 años luz, en la constelación de Tauro. Debido a las dificultades de financiación, el proyecto para la construcción del ya mencionado aparato volador tardó tres años en ponerse en marcha. Supuestamente, ya para 1922 se habían fabricado de manera independiente distintas partes del prototipo en varias fábricas financiadas por la Sociedad Thule y la Sociedad del Vril. A finales de noviembre de 1924, Maria visitó a Rudolf Hess en su apartamento de Munich junto con Rudolf von Sebottendorf, el fundador de la Sociedad Thule. Sebottendorf quería contactar con Dietrich Eckart, que había fallecido el año anterior. Eckart había traducido las obras teatrales de Ibsen al alemán y había publicado la revista “Auf gut Deutsch”; también fue miembro de la Sociedad Thule. Con tal de contactar con Eckart, Sebottendorf, Maria, Rudolf Hess y otros miembros de Thule juntaron sus manos entorno a una mesa cubierta de tela negra. Hess comenzó a sentirse incomodo al tener que ver como María entraba en trance y las orbitas de sus ojos se desplazaban hacia atrás dejando ver solo el blanco de estos y tener que soportar verla consumirse en espasmos sentada en la silla con una mueca desagradable en la boca. 

En cambio, Sebottendorf se sintió satisfecho al poder comprobar como la voz de Eckart comenzaba a surgir de los labios de la médium. Pero algo inesperado sucedió. Eckart anunció que estaba siendo obligado por alguien o algo a dejar un hueco a otra voz para manifestarse a través de la médium con un importante mensaje. 


La voz de Eckart desapareció para dar lugar a una inquietante y desagradable voz que se autoidentifico como “los Sumi, habitantes de un mundo lejano que orbita alrededor de la estrella Aldebarán en la constelación que vosotros llamáis Tauro, el Toro”. Ninguno pudo evitar mirar a los demás compañeros con los ojos como platos debido a lo sorprendente de lo que estaba sucediendo. Supuestamente, según la extraña voz, los Sumi eran una raza humanoide que habría colonizado la tierra 500 millones de años atrás. Las ruinas de Larsa, Shurrupak y Nippur en Iraq habrían sido construidas por ellos. Aquellos que sobrevivieron a la gran inundación de Ut-napishtim se habrían convertido en los ancestros de la raza aria. Sebottendorf, escéptico ante dicha información reclamó pruebas. Mientras Maria seguía en trance, garabateó una serie de líneas en las que podían verse algunos caracteres sumerios. 

En diciembre de 1943, Maria asistió junto con Sigrun a un encuentro organizado por la Sociedad del Vril a la orilla del mar en Kolberg. Supuestamente, el principal objetivo de dicho encuentro era el de debatir el “Proyecto Aldebarán”. Las médiums de la Sociedad del Vril habrían recibido información telepática sobre planetas habitables alrededor de Aldebarán y planeaban viajar hasta allí. Al parecer, dicho proyecto se discutió de nuevo el 22 de enero de 1944 en un encuentro entre Hitler, Himmler, el Dr. W. Schumann (científico y profesor en la Universidad Técnica de Munich) y Kunkel de la Sociedad del Vril. Se decidió que un prototipo de Vril 7 “Jäger” (cazador en alemán) sería enviado a través de un supuesto canal dimensional ajeno a la velocidad de la luz en dirección Aldebarán. De acuerdo con el escritor N. Ratthofer, el primer test de vuelo en dicho canal dimensional tuvo lugar a finales de 1944. El test casi acabó en una desgracia porque tras el vuelo, el Vril 7 parecía como si hubiera estado volando durante cientos de años, y no solo por su aspecto sino porque además presentaba daños en multitud de sus componentes. A María Orsic se le pierde el rastro en 1945. El 11 de marzo de 1945 un supuesto documento interno de la Sociedad del Vril fue enviado a todos sus miembros; una carta escrita por María Orsic. La carta termina diciendo: “niemand bleibt hier” (no hay nadie aquí). 


Esta sería la última comunicación enviada por la Sociedad del Vril y desde entonces nadie volvió a saber nada sobre María Orsic ni ningún otro de sus miembros. Muchos siguen creyendo que huyeron a Aldebarán. Otros especulan que, en realidad, viajaron a otra dimensión. Sin duda es toda una incógnita y enigma, ya que hasta la fecha no se ha confirmado la última teoría y especulación. 

FUENTE