- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 

viernes, 29 de mayo de 2015

Proyecto Blue Beam: La falsa invasión extraterrestre


26 DE AGOSTO DE 2013


Una de las teorías conspirativas más controvertidas, es la relacionada con el Proyecto Blue Beam (Proyecto Rayo Azul). Para los que no estén familiarizados con esta teoría, se trata de una conspiración propuesta por el periodista canadiense Serge Monast en 1994, quien sostuvo que el Nuevo Orden Mundial utilizará una avanzada tecnología holográfica con el fin de crear una falsa invasión extraterrestre, creando un “despertar” religioso en todo el mundo con el fin de controlar a las masas y la aceptación de un único gobierno mundial y una única religión. Esto es simplemente el preludio de, posiblemente, una de las mayores conspiraciones de la historia, y que según dicen los expertos, estamos a las puertas de una falsa invasión extraterrestre.
La conspiración final: falsa invasión extraterrestre
Como hemos comentado anteriormente, básicamente, el proyecto Blue Beam está diseñado para marcar el comienzo del Nuevo Orden Mundial, que consta de un solo gobierno mundial, un único ejército, una sola religión mundial, una sociedad sin dinero en efectivo y la población controlada mediante“microchips” conectados a un ordenador central, lo que se conoce como globalización:“Todos somos uno”. La élite mundial no estaría sujeta a este sistema de control, sino más bien serían los ejecutores.
Para lograr su objetivo, y al igual que con otros proyectos de control masivos para inducir el miedo a la población, se debe crear un evento para aterrorizar a la población a y los medios de comunicación. Estamos hablando de utilizar la conocida fórmula de “problema-reacción-solución”. Es en este punto donde algunos conspiranoicos creen que se ejecutará la falsa invasión extraterrestre, aterrorizando a la población y luego ofreciendo la respuesta: un gobierno mundial con su propio ejército.
En el caso del Proyecto Blue Beam, hay más de una teoría que explicaría como se iniciará. Una de ellas es “poner en escena” en todo el mundo una falsa invasión extraterrestre con ovnis masivos apareciendo en nuestros cielos. Esto sería impulsado por una avanzada tecnología secreta mediante imágenes holográficas militares. Cuando los medios de comunicación anuncien en las noticias que el planeta está siendo “atacado por seres extraterrestres hostiles”, la solución será declarar la ley marcial y la introducción de un gobierno mundial y un único ejército para combatir a la amenaza extraterrestre. Aunque la realidad, es que esta idea fue expresada por el difunto Presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan cuando habló de una causa necesaria que uniría a todo mundo, una amenaza espacial. Este hecho fue considerado por los conspiraniocos como una clara evidencia de que el presidente Reagan era conocedor del proyecto Blue Beam.
Serge Monast y la implementación de las cuatro fases


Serge Monast (1945 – 1996) fue un periodista de investigación, poeta, ensayista y teórico de la conspiración canadiense. Principalmente, él fue conocido por el Proyecto Blue Beam y otras teorías de la conspiración asociadas. También realizó investigaciones sobre la masonería y el Nuevo Orden Mundial, siendo muy populares entre los teóricos de la conspiración. Monast y otro periodista, ambos investigares del Proyecto Blue Beam, murieron de supuestos “ataques al corazón” en cuestión de semanas una de la otra, aunque ninguno de ellos tenía ningún historial de enfermedades relacionadas con el corazón.
Las creencias de Monast llegaron hasta el seno de la comunidad ufóloga, influyendo en el respetado ufólogo Richard Dolan, quien escribió un ensayo titulado “Proyecto Blue Beam: ¿Cuenta atrás?”destacando las afirmaciones hechas en el ensayo original de Monast. A continuación un extracto de ese ensayo:
En primer lugar, una serie de terremotos creados artificialmente en “ciertas ubicaciones precisas del planeta”, que pondrá al descubierto evidencias arqueológicas que serán “utilizadas para desacreditar todas las doctrinas religiosas fundamentales.
En segundo lugar, el planeta será sometido a “un espectáculo gigantesco espacial”. Esto implicará hologramas ópticos tridimensionales y sonidos, proyecciones láser de múltiples imágenes holográficas a diferentes partes del mundo, cada uno recibiendo una imagen diferente de acuerdo con el predominio de la fe religiosa nacional. Esta voz será el nuevo “Dios” que hablará en todos los idiomas. Estos eventos escenificados mostrarán el “nuevo Cristo” o “Mesías”, y habrá una segunda falsa llegada.
Tercero será el efecto “telepático electrónico”. Se trata de una comunicación telepática bidireccional aumentada electrónicamente, donde las ondas llegarán a cada persona dentro de su propia mente. Estas comunicaciones serán una falsa comunicación de Dios.
Cuarto, según Monast, será “la manifestación sobrenatural universal, con medios electrónicos. Él dijo que será en tres “orientaciones” específicas simulando una invasión extraterrestre, que provocará que las naciones ataquen con sus armas nucleares.”
Una única religión
Otra parte del proyecto Blue Beam es utilizar tecnologías holográficas para crear escenarios religiosos profetizados. Según creen los expertos, se crearán “señales bíblicas” artificialmente, además de deidades religiosas de Jesús, Mahoma, Krishna y Buda que las personas serán capaces de percibir como reales. Las imágenes y los sonidos que aparecerán emanar de las mismas profundidades del espacio, hará que los seguidores más acérrimos de los diversos credos queden atónitos, siendo testigos de que su propio mesías ha regresado para protegerles.
Seguidamente, las proyecciones de Jesús, Mahoma, Buda, Krishna, etc…, se fusionarán en una sola después de revelar los grandes misterios universales. Según dicen los expertos, este Dios será el mismísimo Anticristo, quien explicará que las diversas escrituras han sido mal entendidas y mal interpretadas, y que las religiones son responsables de haber comenzado una guerra hermano contra hermano, y nación contra nación, por lo tanto, las antiguas religiones deberán ser abolidas para dar paso a la nueva era de una religión mundial, que representará al nuevo Dios, el Anticristo.


Muchos teóricos de las conspiración afirman que le Proyecto Blue Beam fue probado por el propio Orson Welles a finales de los 30. La guerra de los mundos fue el escenario perfecto para ensayar con la población. Muchos ufólogos también son conscientes del peligro que entraña el Proyecto Bluebeam, quienes afirman que la cobertura actual de los medios de comunicación al tema ovni es simplemente una preparación más de este infame proyecto.
¿Ha comenzado el proyecto Blue Beam?
Mientras tanto, el Dr. Steven Greer y los miembros del Proyecto Revelación o The Disclosure Project han estado presentando la divulgación de información sobre seres extraterrestres y sus naves, como el reciente humanoide de Atacama, además de querer hacer creer que los extraterrestres no son benévolos y en realidad quieren ayudarnos.
Según los expertos, otra prueba fue la extraña luz en espiral sobre Noruega el 9 de diciembre de 2009, que creó un agujero negro visual antes de desaparecer. Un rayo azul fue visto a través de la espiral, presenciado por millones de personas. Este fenómeno fue noticia a nivel internacional, pero rápidamente los medios de comunicación afirmaron que se trataba de un cohete ruso descontrolado. Curiosamente los rusos nunca admitieron que se trató de uno de sus cohetes. De hecho, parecía como si se fuera una imagen gráfica generada digitalmente o de naturaleza holográfica.
Para muchas personas, las revelaciones de los últimos años son sinónimos de algún tipo de evento inminente. Estamos siendo testigos de cómo el mundo parece estar destinado al apocalipsis o a cualquier otro fenómeno destructivo. Como hemos podido comprobar, el proyecto Blue Beam podría llegar a cambiar la vida tal cual la concomemos.
FUENTE