- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 

jueves, 28 de mayo de 2015

Este robot es tan rápido y hábil que puede atrapar y operar a una mosca, y La increíble delicadeza de un robot cirujano al coser la piel de una uva


Parpadea y te lo habrás perdido. En los apenas cuatro segundos que dura el GIF a continuación, este diminuto brazo robótico selecciona una mosca de la fruta de entre varios ejemplares de este insecto y se la lleva tan rápida como delicadamente. Ni siquiera la mosca parece ser consciente de lo que ha ocurrido.






Cuando no sufren de un ciberataque, los robots quirúrgicos son unas máquinas cada vez más formidables. Este vídeo muestra la precisión y el cuidado con el que un robot cirujano Da Vinci Systems sutura la piel de una uva como si se tratara de una herida

Las pinzas del robot vuelven a situar una tira de la piel del fruto y la cosen cuidadosamente con agujas e hilo quirúrgico. El procedimiento es el mismo que se utilizaría para suturar una herida real. El golpe de efecto definitivo está al final del vídeo, cuando el plano se abre y descubrimos en qué lugar está operando el robot. Da Vinci Surgery es una compañía especializada en diseñar robots quirúrgicos para cirugía interna. En otras palabras, que el robot debe ser capaz de trabajar accediendo al cuerpo desde una herida lo más pequeña e invasiva posible. [DaVinci Surgery vía NewsMedia]


FUENTE .... SIGUE DE LA MISMA ENTRADA ABAJO




El dispositivo es obra de un grupo de expertos en biología y robótica de la Universidad de Stanford, y promete revolucionar los aspectos más tediosos de las investigaciones en las que se utilizan moscas de la fruta.


La Drosophila Melanogaster es solo una de las múltiples especies de mosca de la fruta que existen. Sin embargo, este pequeño insecto de apenas 3 milímetros desempeña un papel crucial en miles de investigaciones sobre biología evolutiva, patología, microbiología y, sobre todo genética. La Drosophila es tan idónea porque alcanza su madurez muy rápido, es muy prolífica y se reproduce muy rápidamente. Además, su genoma es de sobra conocido. Se secuenció completamente en el año 2000. Fue uno de los primeros animales de los que pudimos conocer sus genes completos.
Estas ventajas no están exentas de inconvenientes. El principal es su pequeño tamaño, que hace bastante compleja su manipulación. El robot ideado en Stanford consiste en un tubo capaz de sujetar el insecto con delicadeza y, al mismo tiempo con una precisión y velocidad increíbles. Un grupo de sensores y cámaras permiten determinar la posición y velocidad del animal, su sexo, y hasta tomar medidas de sus características físicas.

Depositando la mosca sobre una pequeña bola flotante, el dispositivo incluso es capaz de hacer pruebas de respuesta neurológica, tomar muestras y hasta realizar intervenciones quirúrgicas a los insectos. Uno solo de estos robots es capaz de realizar estudios a hasta 1.000 moscas en un período de 10 horas. El funcionamiento del dispositivo acaba de ser descrito en la revista Nature. ¿Su precio? en torno a 5.000 euros. [Nature vía New York Times]

FUENTE