- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 
        

sábado, 21 de febrero de 2015

Un nuevo modelo matemático señala que el universo ni nació ni morirá. Los Mayas y la obsesión por el tiempo. - PERO No hay tiempo ni hubo ni lo habrá...

A veces cuando me entero de una nota o entrada particular lo relaciono automáticamente con otra (s) que ya sabía o había leído recién, éste es el caso aquí solo que yo trato de enlazar la fuente primigenia (llamada "Dios" para muchos) con el origen hipotético que tuvo o no en su creación nuestro universo, y claro, todo enmarcado en este contexto de "no tiempo" (y también recordando a los mayas).

Tenía mas texto pero no me da tiempo de corregir y aumentar (para que carajos lo dije? jeje).




...............



No hay tiempo 

Nunca lo hubo y nunca lo habrá 

por Josh Richardson
03 de febrero 2015 
del sitio Web PreventDisease

Todo existe en el momento presente y es un principio fundamental del Universo que muchos de nuestros científicos todavía están tratando de entender.

El tiempo no existe en realidad y la teoría cuántica lo demuestra. Hay cosas que están más cerca de usted en el tiempo, y cosas que están más lejos, lo mismo que hay cosas que están cerca o lejos en el espacio.

Pero la idea de que el flujo del tiempo le sobrepasa a usted es tan absurda como la idea de que el espacio lo haga.



El problema con el tiempo comenzó hace un siglo, cuando la teoría especial y general de Einstein de la relatividad demolieron la idea del tiempo como una constante universal.

Una de las consecuencias es que el pasado, presente y futuro no son absolutos. Las teorías de Einstein también abrieron una grieta en la física porque las reglas de la relatividad general (que describen la gravedad y la estructura a gran escala del cosmos) parecen incompatibles con las de la física cuántica (que regulan el ámbito de la pequeña). 

Según la teoría especial de Einstein de la relatividad, no hay forma de especificar acontecimientos que todos pueden estar de acuerdo sucedan simultáneamente. Dos eventos que son "ahora" para usted sucederán en diferentes momentos para cualquier persona que se mueva a una velocidad distinta.

Otras personas van a ver un ahora diferente que podría contener elementos del suyo - pero igualmente puede que no. 

El resultado es una imagen conocida como el universo de bloques: el universo visto desde ese imposible punto de vista fuera del espacio y el tiempo. Usted puede por todos los medios marcar lo que piensa que es "ahora" con un punto rojo, pero no hay nada que distinga ese lugar de cualquier otro, excepto que usted está allí. Pasado y futuro no son físicamente más distinguidos que izquierda y derecha. 

Las ecuaciones de la física no nos dicen qué eventos están ocurriendo en este momento - que son como un mapa sin el símbolo "usted está aquí". El momento actual no existe en ellos, y por lo tanto tampoco lo hace el flujo del tiempo.

Además, las teorías de la relatividad de Albert Einstein no sólo sugieren que no hay un único presente especial, sino también que todos los momentos son igualmente reales 

Hace cuatro décadas, el renombrado físico John Wheeler, en ese entonces en Princeton, y el fallecido Bryce DeWitt, entonces en la Universidad de Carolina del Norte, desarrollaron una ecuación extraordinaria que ofrece un posible marco para la unificación de la relatividad y la mecánica cuántica.

Pero la ecuación de Wheeler-DeWitt siempre ha sido motivo de controversia, en parte porque añade aun otro, incluso más desconcertante giro a nuestra comprensión del tiempo.
"Uno encuentra que el tiempo sólo desaparecido de la ecuación de Wheeler-DeWitt," dice Carlo Rovelli, físico de la Universidad del Mediterráneo en Marsella, Francia.

"Es un tema sobre el cual muchos teóricos han encontrado desconcertante. Puede ser que la mejor manera de pensar en la realidad cuántica es renunciar a la noción de tiempo - que la descripción fundamental del universo debe ser intemporal."
Se podría decir que cuando entendemos mejor la conciencia entenderemos mejor el tiempo.

La conciencia es el campo sin forma, invisible de energía de dimensión infinita y potencialidad, el sustrato de toda la existencia, independiente del tiempo, espacio o lugar, de la cual es independiente pero con todo incluido y todo en presente. Abarca toda la existencia más allá de toda limitación, dimensión, o tiempo, y registra todos los eventos, sin importar lo aparentemente minúsculo, como incluso un pensamiento fugaz.

La interrelación entre el tiempo y la conciencia desde la perspectiva humana es limitada, cuando, en realidad, es ilimitada.


No hay tal cosa como el Tiempo
 
La solución de Julian Barbour para el problema del tiempo en la física y la cosmología es simplemente afirmado simple como radicalmente: no hay tal cosa como el tiempo.
 "Si usted trata de meter sus manos en el tiempo, éste siempre se desliza a través de los dedos", dice Barbour. "La gente está segura de que el tiempo está ahí, pero no pueden agarrarlo. Mi sensación es que no pueden agarrarlo porque no está allí en absoluto."
Barbour habla con un convincente  encanto inglés que desmiente una voluntad de hierro y confianza en su ciencia.

Su perspectiva extrema viene de años de mirar en el corazón, tanto de la física clásica como la física cuántica. Isaac Newton pensó en el tiempo como un río que fluye a la misma velocidad en todas partes. Einstein cambió esta imagen unificando el espacio y el tiempo en una sola entidad 4-D.

Pero incluso Einstein no impugnó el concepto del tiempo como medida de cambio. En opinión de Barbour, la pregunta debe ser puesta de cabeza. Es el cambio el que proporciona la ilusión del tiempo. Canalizando el fantasma de Parménides, Barbour ve cada momento individual como un todo, completo y vigente en su propio derecho.

Él llama a estos momentos "Ahoras".
"A medida que vivimos, parece que nos movemos a través de una sucesión de ahoras", dice Barbour, "y la pregunta es, ¿qué es esto?"
Para cada Barbour, cada Ahora es un arreglo de todo en el universo.

"Tenemos la fuerte impresión de que las cosas tienen posiciones definidas, una respecto a la otra.

Mi objetivo es abstraer todo lo que no podemos ver (directa o indirectamente) y simplemente mantener esta idea de muchas cosas diferentes que coexisten a la vez. Son simplemente los ahoras, nada más y nada menos".
Los ahoras de Barbour pueden ser imaginados como páginas de una novela arrancadas de la columna vertebral del libro y arrojadas al azar al suelo.

Cada página es una entidad separada, existente sin tiempo, que existe fuera del tiempo. Organizar las páginas en un orden especial y moverlas a través de este orden de una manera paso a paso hace que una historia se desarrolle.

Aún así, no importa cómo organizamos las páginas, cada página es completa e independiente.

Como dice Barbour,
"El gato que salta no es el mismo gato que cae."
La física de la realidad para Barbour es la física de estos Ahoras tomados en conjunto como un todo.

No hay un momento pasado que desemboque en un momento futuro. En su lugar, las diferentes configuraciones posibles del universo, cada posible ubicación de cada átomo a través de toda la creación, existe simultáneamente.

Los ahoras de Barbour existen todos a la vez en un vasto reino platónico que se destaca completa y absolutamente sin tiempo. 

Nuestra ilusión del pasado surge porque cada Ahora contiene objetos que aparecen como 'registros' en el lenguaje de Barbour.
"La única evidencia que usted tiene de la semana pasada es su memoria. Pero la memoria viene de una estructura estable de las neuronas en el cerebro ahora. La única evidencia que tenemos del pasado de la Tierra son las rocas y los fósiles.

Pero estas son sólo estructuras estables en forma de un arreglo de minerales que examinamos en el presente. El punto es, todo lo que tenemos son estos registros y sólo los tenemos en este ahora."
El tiempo, en este punto de vista, no es algo que existe aparte del universo. No hay reloj en marcha fuera del cosmos.

La mayoría de nosotros tendemos a pensar en el tiempo de la forma en que Newton lo hizo:
"El tiempo absoluto, verdadero y matemático, por sí mismo, y  de su propia naturaleza, fluye con ecuanimidad, sin tener en cuenta nada externo."
Pero como Einstein demostró, el tiempo es parte de la estructura del universo. Contrariamente a lo que Newton creía, nuestros relojes ordinarios no miden algo que es independiente del universo. 

La palabra 'Mecánica' utilizada en el término 'mecánica cuántica' indica una máquina como algo predecible, edificable, cognoscible. 

El universo cuántico en el que vivimos, si queremos aceptarlo o no, puede parecer en la superficie a ser mecánico y lineal, pero no lo es. Probablemente es mejor descrito como una multitud infinita de posibles acciones lineales.

Si hemos de dar a este proceso todavía místico un nombre, le llamaríamos 'Ecología Quantum' en lugar de 'Mecánica Cuántica', ya que se construye desde dentro de uno mismo.

Todo sale de lo invisible en la misma forma que cualquier organismo vivo lo hace. 

En la mecánica cuántica, todas las partículas de materia y energía pueden también ser descritas como ondas. Y las ondas tienen una propiedad inusual: Un número infinito de ellas puede existir en el mismo lugar. Si un día es demostrado que el tiempo y el espacio consisten de quantas, los quantas podrían todos existir apilados juntos en un solo punto sin dimensiones. 

El paradigma actual del mundo predominante es que si una cosa no puede ser explicada y detallada, analizada y documentada por procesos de pensamiento científico lineal, entonces no tiene sentido.
 
Si usted tiene una explicación espiritual de la existencia humana, entonces usted está loco, está en la tierra del ensueño. La mentalidad científica dice que todo en el universo debe ser capaz de ser explicado, ya sea ahora o en algún momento en el futuro por sí solo, con métodos analíticos científicos.

La ciencia dice,
"Ante la falta de pruebas científicas no vale la pena discutir. Si no se puede poner en una caja con una etiqueta y luego olvidarse de ello. Usted averigüe en qué caja usted puede ponerlo, etiquetarlo, luego volver a nosotros y ver si estamos de acuerdo".
¿Puedes ver las limitaciones que esto representa para el desarrollo humano? 

El comportamiento de las partículas cuánticas no puede ser explicado en términos sólo de ciencia, es decir, que no puede ser explicado en términos de la mente, porque la mente por naturaleza funciona sobre la base que la realidad consiste de cosas, cosas que pueden descomponerse en bits individuales de información y explicarse de una manera mecánica lineal.

Para darse cuenta de lo imperfecto esta forma de pensar, en primer lugar usted debe aceptar que este es un mundo relativo en el que vivimos, y a nivel consciente interactuamos con otros seres humanos y el resto del universo de una forma lineal. Esta es la naturaleza de la mente.

Debemos ir más allá de la mente para acceder a las respuestas. 

Según la física, su vida es descrita por una serie de visualizaciones de su gusano - usted como bebé, usted comiendo el desayuno de esta mañana, usted empezando a leer esta frase y así en adelante, con cada rebanada inmóvil existente en su respectivo tiempo. 

Generamos el flujo del tiempo pensando que el mismo yo que desayunó esta mañana también comenzó a leer esta frase. 

Así que, ¿realmente necesita llorar la muerte del tiempo?

Einstein, por su parte, señaló consuelo en la visión del universo intemporal que él había ayudado a crear, consolando a la familia de un amigo recientemente fallecido:
"Ahora él ha partido de este extraño mundo un poco por delante de mí. Eso no significa nada. La gente como nosotros, que creen en la física, sabemos que la distinción entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión obstinadamente persistente."



Fuentes
FUENTE


Ahora aquí la entrada que relaciono:


Un nuevo modelo matemático señala que el universo ni nació ni morirá


También respalda la existencia de una partícula gravitatoria hasta ahora no probada



La Teoría General de la Relatividad señala que el universo surgió hace 13.800 millones de años, tras una gran explosión conocida como ‘Big Bang’. Un nuevo modelo matemático desafía esta idea, pues sugiere que el universo nunca habría nacido. Y que, además, nunca morirá. El modelo es teórico, pero, según sus autores, algunas de sus predicciones coinciden con las observaciones actuales sobre la constante cosmológica y la densidad del universo. También respaldaría la existencia de unas partículas gravitatorias hasta ahora no probadas: los gravitones. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor

 edad del universo está estimada, a partir de la Teoría General de la Relatividad, en 13.800 millones de años. 

En aquel momento, toda la materia del cosmos habría estado concentrada en un solo punto infinitamente denso (también conocido como singularidad). Pero luego, habría “explotado”, y habría empezado a expandirse. Esa explosión es lo que se ha denominado Big Bang

Así explican las matemáticas de la teoría de la relatividad el origen del cosmos. Pero un nuevo modelo desafía esta explicación. Desarrollado por los físicos Ahmed Farag Ali y Saurya Das, de la Universidad de Banha (Egipto) y de la Universidad de Alberta (Canadá) respectivamente, el modelo señala que el universo habría existido desde siempre, publica la revista Physorg

El problema de la singularidad del Big Bang 

En general, una singularidad es una zona del espacio-tiempo donde no se puede definir alguna magnitud física relacionada con los campos gravitatorios, tales como la curvatura. En el marco de la Relatividad General, aparecen numerosos ejemplos de singularidades, como la descripción del origen del universo que ya hemos mencionado. 

Algunos científicos, sin embargo, han dicho que esta descripción es “problemática” porque solo explica matemáticamente lo que pasó después del Big Bang y no lo que sucedió antes o durante la singularidad.  Ali y Das trataban de resolver esas deficiencias con su nuevo modelo matemático.


Recuperando a David Bohm 

Para su desarrollo, se basaron en ideas de un físico teórico llamadoDavid Bohm, muy conocido, entre otras cosas, por desarrollar en los años cincuenta del siglo XX una versión de la mecánica cuántica en la que se predice un “orden implicado” en el universo. Ese orden implicado, multidimensional, permitiría explicar la contigencia, más o menos azarosa. 

La interpretación de Bohm es un ejemplo de teoría de variables ocultas, en la que se admite que existen variables ocultas que podrían proveer una descripción objetiva determinística que elimine muchas de las paradojas de la mecánica cuántica. 

Asimismo, Bohm exploró la sustitución de las líneas geodésicas clásicas (definidas por la Teoría General de la Relatividad como líneas de mínima longitud que unen dos puntos en una superficie dada) por trayectorias cuánticas. 

Se considera que las líneas geodésicas se cruzan unas con otras en algún punto, y que en los puntos en que convergen se forman singularidades (como la que posibilitó, según la relatividad, el Big Bang).  Las trayectorias cuánticas bohmianas, por el contrario, jamás se cruzan, así que no hacen emerger singularidades en las ecuaciones. 

Como Bohm, en su trabajo, Ali y Das sustituyeron las líneas geodésicas por trayectorias cuánticas bohmianas. En este caso, lo hicieron en una ecuación ya existente, creada también en los cincuenta por otro físico, Amal Kumar Raychaudhuri. El modelo matemático resultante combina, por tanto, elementos de la Teoría General de la Relatividad con elementos de la teoría cuántica. 

Ni principio ni fin 

Al ‘corregir’ la ecuación de Raychudhuri incorporándole las trayectorias cuánticas, el modelo matemático de Ali y Das señala lo siguiente. En primer lugar, como carece de singularidades, no predice el Big Bang, es decir, que según este nuevo modelo no habría existido “un inicio del cosmos” y este sería temporalmente infinito. 

Por otra parte, el nuevo modelo tampoco predice un "big crunch" o “Gran Colapso”, para el cual se precisaría una singularidad igualmente: la teoría cosmológica del ‘big crunch’ señala que el destino último del universo se producirá cuando su expansión se frene y sus elementos vuelvan a reunirse y comprimirse en una singularidad espacio-temporal. 

Por último, según los científicos, las predicciones del nuevo modelo coinciden en gran parte con observaciones actuales de la constante cosmológica y de la densidad del universo. 

Respaldo a la existencia de una nueva partícula 

En términos físicos, el modelo describe asimismo al universo como “lleno de un fluido cuántico”. Ali y Das proponen que este fluido estaría compuesto por gravitones, que son unas partículas hipotéticas, que se supone son las encargadas de transmitir la interacción gravitatoria. 

Para la física teórica estas partículas resultan fundamentales porque podrían jugar un papel clave en la teoría de la gravedad cuántica. Se espera que esta teoría se convierta en la base matemática para describir el comportamiento de todas las fuerzas de la Naturaleza (o todas las interacciones fundamentales entre las partículas elementales en términos de un solo campo).

Referencia bibliográfica: 
Ahmed Farag Ali and Saurya Das. "Cosmology from quantum potential." Physics Letters B. Volume 741, 4 February 2015 

Read more at: http://phys.org/news/2015-02-big-quantum-equation-universe.html#jCp


Ahmed Farag Ali and Saurya Das. Cosmology from quantum potentialPhysics Letters B. (2015). DOI: 10.1016/j.physletb.2014.12.057.   

FUENTE



La Guía del 2012 (1era parte: el arte del tiempo)



Primera entrega de la serie sobre todo lo relacionado a la mítica fecha del 2012 y el fin del calendario maya, Griknay nos introduce a la astronomía maya y a la estrecha relación de esta enigmática cultura con los procesos galácticos. Como es arriba, es abajo.


Para entender esta fecha, y alejarla del mal uso que se le ha dado, comparándola con terremotos, inundaciones, explotada por películas que sólo ven la catástrofe de la mente humana; tenemos que regresar en el tiempo y ubicarnos en el antiguo mundo maya.

Entre la selva y la cercanía cósmica, aquellos místicos antepasados encontraron el ¨sacbe¨ -camino- para reunirse en la tierra con la más importante de las misiones, la evolución del espíritu. Hoy, sin duda, podemos decir, que la cultura maya es la más avanzada hasta la fecha. Sus alcances con tecnología diferente, o se me ocurre: tecnología inteligente, no sólo nos acercan a comprender el universo desde una inspiración distinta, desde un ángulo donde el tesoro y la búsqueda son la misma pieza, también nos acercan al misterio de la mente humana, sus limitantes y su posible expansión, estudiosos de todo lo que implica desarrollares y así fundirse con la tierra y el cosmos.

Los mayas observaron la naturaleza desde un entendimiento del cosmos mucho más avanzado, conocían los ciclos de la tierra y los planetas alrededor del sol, los ciclos solares internos y externos, la alineación con el centro de la galaxia, entre otras maravillas astronómicas. Crearon un calendario que cubre 5,126 años profetizados, en series de 20 años cada 20 años (un katun, que representa un ciclo maya), se interpretaba proféticamente, hoy podemos tener acceso a esas profecías que van desde el 3113 AC. al 2012. El ultimo Katun profetizado por los mayas es de 1992 al 2012 dando fin en 2012 a su extenso calendario. 5 ciclos de 5126 años, es lo que tarda el sistema solar en entrar al ecuador galactico 26 000 años (26 mil años también es el tiempo que tarda la luz del centro de la galaxia en llegar al sol). Este ciclo galáctico termina el 21 de diciembre de 2012.

Entendimiento sobre la cultura maya (lo que se ha podido oficializar)

Los mayas entendían la vida muy diferente a como se entiende actualmente, alusiones puede haber múltiples, pero si algo es claro, es que usaban partes de su cerebro que actualmente no se usa, el entendimiento del tiempo -flexible- contraible y expandible, les fascinó a tal grado, que lo entendieron no como una sucesión permanente y lineal, más bien como el cambio constante dentro de ciclos que representan tendencias y se plantean de forma diferente, de ciclo a ciclo.
Cuando los conquistadores conocieron las ciudades mayas, se dedicaron a quemar los códices, solo 2 sobrevivieron, hasta 1990 se publicaron trabajos serios de interpretación, al ser tan pocos, y no entender su lenguaje, los mayas son un misterio. Las actuales interpretaciones pueden estar muy lejos del significado Maya.


Entre la profecías mayas se habla de un tiempo donde el conocimiento-comunicado Maya estaría escondido de los conquistadores, cuya mente cegada por el oro, no entendería en absoluto su valor. Cuando los españoles (buscando oro) caminan por las ciudades mayas, descubren que ya no había habitantes en ellas, los mayas habían desaparecido 500 años antes. Sin embargo existen 440 tribus que conservaron el conocimiento maya (o al menos algo de ello) cada una con su sabio-anciano conforman el consejo de sabios mayas.


La visión maya del universo

Los mayas tenían una concepción del mundo muy diferente a la nuestra, la relación espiritual con todo lo que nos rodea no tenia separación, para ellos todo existía en un plano espiritual, los animales, las plantas y las piedras. No había diferencia entre lo visible y lo invisible, todo tenía la fuerza divina que anima todo cuanto nos rodea. A esa energía le llamaban K’ul; la energía que mueve las cosas. Los sabios mayas observaban esta energía en el planeta, sus ríos y fluctuaciones, aprenden a ver sus movimientos y reconoces concentraciones de esta energía -cenotes de energía k’ul-.


Los edificios y ciudades mayas estaban situados en puntos de concentración de la energía K’ul, que ademas era magnificada por la geometría piramidal. Guardaban y estudiaban la energía natural del planeta.

Manejando esta energía, los mayas abrían portales a esta -divina energía: fuerza de vida-.
K’ul en maya significa “la vibración sagrada” Las ciudades mayas estabán construidas en armonía con la energía K’ul. Los mayas a través de su visión, y el contacto con esta energía, también observaron que nuestro cuerpo y nuestra mente está conectada con el universo, con el Sol, y con la galaxia. Hay una estrecha relación del “todo” con todo. Esta relación universal entre el cuerpo y la galaxia en específico está plasmada en su numerologia y su calendario profético. Así el estudio del cuerpo estaba relacionado al fluir de la energía K’ul; los dedos apuntando al cosmos y los pies a la tierra generan el circuito por las 13 articulaciones, o los 13 movimientos del cuerpo y el número 20 representando los dedos de nuestras manos y pies, conforman la frecuencia maya el 13-20. Es decir 13 meses de 20 días (el 13 ha sido usado en otras culturas como el numero del movimiento -los billetes de un dollar están llenos de este número) En nuestra cultura la frecuencia de tiempo (la cuenta del tiempo) es el 12: 60. 12 horas, meses, 60 segundos, minutos.

Calendario Maya

Los mayas entendían el tiempo por ciclos, en cada ciclo se marcaban diferentes tendencias, acontecimientos, o posibilidades para el ser evolutivo. Cada ciclo era entendido y descifrado en su calendario. Hoy entendemos esa información maya como profecías. Todo ello estaba inscrito en símbolos y alineaciones planetarias de nuestro sistema solar. Alineaciones con el centro de la galaxia. Los mayas vivían una vida de ceremonias y entendimiento cósmico, el conocimiento de la energía k’ul y su influencia por el cosmos, les permitía una vida diaria de enfoque y desarrollo. Una conciencia del hombre en la tierra muy lejos de lo que estamos acostumbrados. Un universo donde el tiempo es sagrado, y la meta-infinita está alineada ciclo a ciclo.

Todos los ciclos se interpretaban en su calendario, entendiendo como calendario el testamento cósmico, con alineaciones planetarias, eclipses y eventos magnéticos. El cambio presente en un caos entendido y descifrado por la expansión de la mente -una mente cósmica-. Un calendario construido ciclo a ciclo con la pasión del entender la influencia del universo, a la espera de nuevos eventos que transformarán la Tierra y quien habite en ella.

En las leyendas de la creación, los mayas hablan de tres eras previas a la presente. Esas 3 eras se destruyeron, surgiendo una detrás de la otra. En el calendario maya el 2012 sería el fin de esta era actual. Los mayas no hablan de la destrucción de la Tierra ni de la humanidad, siempre queda una semilla de la era pasada que florecerá en suelo y sol nuevo. Los mayas basaban sus vidas en ciclos. Este fin de este ciclo es en definitiva la fecha mas importante en 26 000 años. Estos tiempos previos a el comienzo y el fin (cuando la serpiente se muerde la cola) son tiempos de purificación, es época de exámenes, de demostrar la entereza humana para permanecer en el el planeta, Un planeta que también esta embebido de cambios y sucesiones de nuevos y desconocidos aspectos terrestres. Una transformación hacia una nueva época, el nuevo ser en una conciencia diferente, donde el oxígeno cósmico embriaga o envenena a quien así se ha encaminado.

Es fácil enfocar este tiempo en destrucción, ha sido un tema que alimenta el miedo, especulaciones a futuro sólo distraen la mente de la posible transformación que esta presente, nuestra mente enfocada hacia la negación del ser -con posibilidad de transformarse y evolucionar en este fin de ciclo- y enfocar la magia y el potencial de la psique a una idea colectiva del: “fin de todo” ha creado una idea con vida y fuerza propia, una tormenta alimentada por el miedo de muchos, capaz de realimentar y prevenir la evolución a la que estamos invitados; aprovechando la histórica ignorancia que hemos venido arrastrando y la ambición desmedida de quien cree tener poder sobre todo, cuyo ego traslimita las ideas mas arrebatadas y las cachetadas invisibles en un campo de tortura. Al fin y en esté “fin” tan importante, somos individuos capaces de tomar decisiones y así enfrentar la evolución o involución que desiemos. El comunicado esta presente y la puerta abierta. -la evolución del individuo en su individualidad-. La caída de ideas colectivas y arquetipos atávicos que se resquebrajan a la vista de la luz, es el principio de la individualidad.

Los calendarios mayas se encuentran en toda su cultura. En sus templos se observa la alineación cósmica específica para observar y dar cuenta de los eventos universales -los observatorios-, sus templos altamente desarrollados, son un paraíso para el ojo entrenado y sabio en matemáticas y astronomía. La observación maya del cielo, apantalla a todo aquel que comprende la tecnología astrofísica actual, una ciencia documentada por 5 mil años en todo su entorno, que apunta como tiempo sagrado y fundamental hacia el futuro, los 20 años últimos de su cuenta. Los mayas dedicaron en tiempo y esfuerzo gran parte de su arte al -mensaje cifrado- portador de lo que ellos percibían como indispensable para quien viva el katun sagrado. (1992-2012)


Los mayas usaban una matemática que podía medir y calcular los movimientos astronómicos, las ubicaciones de los planetas, sus trayectorias etc. A diferencia de nuestro sistema decimal (que proviene de los 10 dedos de nuestras manos) los mayas usaban un sistema vigesimal (dedos de manos y pies) y además usaban el cero, con ello pudieron alcanzar y desarrollar una matemática avanzada que permite entender el universo y cuantificarlo. Los mayas usaban puntos y barras en su numerologia, los puntos representan una unidad, y las barras 5 unidades, y el cero es representado por una concha.

En la numerologia maya, cada numero tienen un significado y encierra un simbolismo, es un lenguaje numérico que cuenta una historia del presente, pasado y futuro.

Los números se representan con signos, y en el calendario cada día tiene una simbologia especifica, cada día representa diferentes retos y cualidades, cada uno tiene su personalidad.


Que conocían los mayas del universo

La traslación eclíptica de las constelaciones.
La longitud, elevación, y cambios de la la órbita de Venus, de la tierra y otros planetas.
El tiempo exacto (fecha) de los equinoccios, solsticios, y el zenit solar.
Los ciclos de las manchas solares
La duración exacta de un año solar.
La duración del equinoccio
La ubicación de nuestro sistema solar en relación a la galaxia (más adelante explicado).

En los códices, sobretodo en el Dresden y en algunos murales, los mayas describen (simbólicamente) su modo de obtener información sobre el cielo galáctico, basado en la observación con el uso de palos que marcan sombras, cruces ancladas, y un tubo estilo catalejo.

Pero es evidente que con la simple observación y las técnicas que se describen no es suficiente para entiende lo que los mayas escriben de las estrellas. ¿Como podían saber la posición de la tierra en la galaxia?, con elementos lineales seria imposible saberlo. En sus ceremonias, los mayas hablaban con sus dioses (o así se entiende actualmente) su Dios por excelencia Hunabku, representa el centro de la galaxia, -el sol de la galaxia-, en estados de trance hablaban con Hunabku, o en otras palabras: abriran un portal de comunicación, que bien podría explicar que veían y entendían la galaxia. Esta es una simple interpretación de ello, podremos cada quien entenderlo en nuestras diferencias, lo que no sale de la realidad, es que aplicaban alguna técnica desconocida actualmente, tan remotamente impresionante para la compresión racional-actual, que la ciencia y la ficción tendrán que soñar mas allá de un opio o un rayo intelectual.

Si algo sabemos, es que los mayas realizaban con frecuencia (y no por ello se le adjudica a la forma en que entendían el cosmos) la ingesta de plantas mágicas, para ellos el Hongo, (por ejemplo) tenia un tamiz sagrado, se le consideraba una deidad -la carne de dios- al igual que sus vecinos: los pueblos antiguos de América, respetaban y consumían plantas psicoactivas en su búsqueda y entendimiento del entorno, así como la sanción de la mente y del cuerpo, me atrevo a pensar que alcanzaban verdaderos viajes no solo adentro de su mente

.

Recordemos, que la construcción de los observatorios y de los templos, no solo era para observar, y plasmar su entendimiento astronómico. Estaban situados de tal forma que la energía K’ul se alineaba a la de la galaxia. Los observatorios y templos magnificaban la fuerza. La orientación y la forma en que se hacían las ciudades, era también unas manera de elevar sus estados perceptuales y de entender en amplitud sus estudios y observaciones, sus rituales y ceremonias shamánicas, tendrían un resultante mucho mayor a cualquier intento amateur.

En sus ciudades no se puede escapar de la presente realidad cósmica a la que pertenecemos, las ventanas están orientadas iluminando murales específicos a horas especificas, objetos se posicionan hacia los cardinales de la galaxia, las pinturas representan la fuerza evolutiva, y la capacidad de transformación, todo unido en armonía estética y energética, la tecnología magnética y el arte, a cada paso y cada exhalación que recuerda y despierta la ubicación del ser.

El 2012 encierra un fascinante descubrir del ser humano en el planeta y la galaxia, existe mucha información que ha surgido alrededor de esta fecha ya mítica, y sobretodo mucha especulación amarillista cuyo fin es vender y hacer riqueza. En esta serie de artículos exploraremos todo el entorno al 2012, entendiendo la cultura maya, y otras culturas que profetizan semejante alineación temporal. La ubicación del sistema solar, los cambios del sol, y de la tierra misma, así como las sorpresas que se están presentando al entrar a otra parte del universo y al ecuador de la galaxia: Hunabku.




FUENTE y etiqueta




Hunab Ku VER


CONCLUSIÓN FINAL:


Sencillo y elemental mi querido Watson: Al parecer eso que llaman "dios", también debe de ser por conclusión lógica:  SIN PRINCIPIO NI FINAL, JAMAS NACIÓ Y NUNCA MORIRÁ Y NO ES PROPIEDAD DE NINGUNA RELIGIÓN NI DE NINGUNO DE LOS DIOSES CONOCIDOS; el Tiempo, Dios Y el Universo SON LA MISMA COSA Y UNA SOLA.


El PRESENTE se da entre dos eternidades: el Pasado y el Futuro. 


Aqui lo dejo.






No hay comentarios: