- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 
        
 

martes, 3 de junio de 2014

Producen cables eléctricos que hacen también de baterías

HITO EN ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA

Foto: UCFO


MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Florida Central han conseguido convertir la ciencia ficción en realidad al lograr que cables eléctricos puedan almacenar electricidad.

Hasta el momento, los cables se utilizan solo para transmitir la electricidad. Sin embargo, el científico y profesor de NanotecnologíaJayan Thomas y su alumno Zenan Yu han desarrollado una forma de transmitir y almacenar electricidad en un solo cable de cobre ligero.

Su trabajo es portada de la revista científica Advanced Materials
"Es una idea muy interesante", dijo Thomas. "Cuando lo hicimos y comenzamos a hablar de ello, todo el mundo con el que hablamos dijo: "Hmm, nunca se pensó en eso. Es único".

El alambre de cobre es el punto de partida, pero con el tiempo, dijo Thomas, como la tecnología mejora, fibras especiales podrían también desarrollarse con nanoestructuras para transmitir y almacenar energía.

Las aplicaciones más inmediatas se podrían ver en el diseño y desarrollo de vehículos eléctricos, vehículos de lanzamiento espacial y dispositivos electrónicos portátiles. Al ser capaces de almacenar y conducir la energía en el mismo cable, las pesadas baterías de consumo podrían convertirse en una cosa del pasado. Es posible miniaturizar los dispositivos electrónicos o el espacio que se ha utilizado previamente para las baterías, que se podría utilizar para otros fines. En el caso de los vehículos de lanzamiento, potencialmente podrían aligerar la carga, haciendo los lanzamientos menos costoso, dijo Thomas.

Thomas y su equipo comenzaron con un solo cable de cobre. Luego aplicaron una capa de nanocilindros en la superficie exterior del alambre de cobre. A continuación, se trataron con una aleación especial, que creó un electrodo. Se necesitan dos electrodos para el almacenamiento de energía. Así que tuvieron que encontrar una manera de crear un segundo electrodo.

FIBRAS TEXTILES
Lo hicieron añadiendo una hoja de plástico muy fino alrededor de los filamentos y envolviéndola alrededor de una funda metálica, después de generar nanocilindros en el propio segundo electrodo asi como en la cubierta exterior. Las capas se pegan entonces con un gel especial. Como la capa del nanocilíndro es aislante, el alambre de cobre interior conserva su capacidad de canalizar la electricidad, mientras las capas que rodean el alambre almacenan de forma independiente la energía. Algo parecido a un supercondensador.

Aunque aún queda trabajo por hacer, pero Thomas cree que la técnica debería ser transferible a otros tipos de materiales. Eso podría conducir a fibras textiles tratadas de manera especial para ser capaces de mantener la energía suficiente para tareas de envergadura. Por ejemplo, si se utilizan células solares flexibles y estas fibras en tándem para hacer una chaqueta, podría ser utilizada de forma independiente para alimentar aparatos electrónicos y otros dispositivos.


No hay comentarios: