- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 
        

miércoles, 16 de abril de 2014

La Federación de la Luz a través de Blossom Goodchild: 15 de abril 2014. Las manipulaciones de las canalizaciónes y algunos et´s negativos por parte de los maestros ascendidos, CUIDADO que viene otra tomada de pelo con lo del avión de malasia que descenderá ahora en Central park!, según Canosa. Recordando a Blossom Goodchild.



Esta señora Blossom Goodchild,



hizo el ridículo en 2008 y la pusieron como palo de gallinero y se quedó mas limpio el lazo del cochino porque mucha gente se sintió defraudada porque les vieron la cara, ¿¡querrán repetir lo mismo de nuevo la Federación galáctico con lo de la nave de malasia en Central park?:

Canosa y su versión: EL AVION BOEING 777 DE LAS LINEAS MALAYSIA AIRLINES DESAPARECIDO EN KUALA DESTINO BEIJING ESTA` EN MARTE Y LOS ULTIMOS DIAS DE LOS EXTRATERRESTRES EN LA TIERRA. Canosa y mis experiencias.

.............................................



La Federación de la Luz a través de Blossom Goodchild: 15 de abril 2014



Blossom: Buenas noches mis amigos. Estoy deseando ir enlazando con ustedes esta noche. Es la noche de la luna roja.Fue tan hermoso. He recorrido un largo camino desde que hablamos por última vez y muy feliz de estar de vuelta en su presencia una vez más.
Hoy, en una meditación, Nube Blanca llegó. Habló acerca de mantener la propia vibración tan alta como uno es capaz. Su mensaje era tan simple y que realmente "dio en el blanco" ... más que nunca ... que cuanto más simple y puro el mensaje de AMOR ... más feliz eres traer estos mensajes a través. Se 'espera' por algunos, de que «entran en 'canalizadores de interrogarlo en relación con las explicaciones de posibles conspiraciones, las revalorizaciones, etc ... cuando realmente esto ... como has dicho ... no es su misión en absoluto. Liberó a mi mente en gran medida en la preparación de este trabajo esta noche. Así que, mis amigos de otros lugares ... con buenos ojos el suelo.
Federación de la Luz: Saludos de la Luz y el Amor más alto a cada uno. De hecho, es sólo a partir de la intención más pura que ofrecemos ninguna palabra. No somos representantes de lo que nosotros consideramos a lado en los elementos más oscuros de los asuntos que increpan y amortiguan los espíritus. Si se trata de que otros que vienen a través de, el deseo de ayudar en el conocimiento de esta manera ... entonces eso es por supuesto su prerrogativa. Sin embargo, categóricamente estado ... QUE VENIMOS PARA MEJORAR SU ESPÍRITU. Para levantad vuestras almas en partes más brillantes de sí mismos y permitir sólo la energía más alta que podemos ofrecer ... a través de su vibración, Florecer ... para venir a través y ocupar el lugar que le corresponde dentro de los seres de muchos.
Y estoy suponiendo que el Superior mi vibración se convierte en el mayor es la energía?
En efecto. No es que vayamos a quitar poder. No es que vayamos a confundir ... aunque somos conscientes de que de vez en cuando ... sin querer lo hemos hecho.
Queridos amigos ... Nos piden de tu amistad, ya que siguen la línea juntos.
Dedo del pie de la línea? ¿Puede explicar qué quiere decir?
En ese ... queremos caminar junto a ti. Anhelamos estar caminando a tu lado. En muchos sentidos ... con energía ... hacemos a menudo. Sin embargo, se habla de un tiempo en el futuro de su planeta, cuando todas las almas ... que tienen la intención y el deseo de servir a través del amor ... de hecho deberán hacer precisamente eso. De la mano de ... otro mi lado ... SER ... EL AMOR MÁS ALTO QUE ES POSIBLE ... EN LA MÁS ALTA VIBRACIÓN DE ESE MOMENTO.
¿Podemos afirmar que todos ustedes están teniendo éxito con gracia!
Podemos levantar sus SERES a una vibración más alta que cuando usted comenzó a leer esta pieza? Porque nosotros decimos ... que incluso mientras lees estas palabras, usted está ofreciendo un segmento de su yo-alma que desea solamente para mejorar la de la auto ... PARA el yo ... En nombre de todo el conjunto.
Le sugerimos que se suelta de su entorno energéticas de uno mismo ... todo lo que has traído a ese lugar, que alguna vez fue de interés ... y sin embargo, ahora, deben ser enviados lejos.
Para que el conocimiento es un buen rasgo en los de maquillaje. Para retener la información en los 'campo' que es de una vibración más baja, no ayuda en el levantamiento de la energía de uno.
Tu misión ... una parte de ella ... es permanecer levantado ... incluso mientras que usted despida energías que debe retractarse ... en la nada de la que fueron creados.
¿Cuántas veces hemos pedido que usted se centra en TODO LO QUE SIRVE ... y dejar atrás lo que no lo hace? Sin embargo, amigos, parece que esto no es tan fácil de hacer.En su vida diaria y la respiración ... tomar un resumen ... coger vosotros mismos 'con la guardia' y luego recordar cuántas veces se puede producir este "desprevenido" en todo un día.
Ustedes son seres de gran luz y subestimar esto en cualquier caso no es lo que vinieron a hacer.
Usted vino a mejorar este PLANETA CON SU LUZ BRILLANTE ... A TRAVÉS DE SER TU LUZ BRILLANTE.
Han permitido que las energías menores a veces para tirar hacia abajo y, a veces ha sido difícil dar un paso atrás de nuevo.
Permanezca en su fuerza. Recuerde que usted es un pilar de luz ... eso es lo que eres.
Lo que es de la Luz más alta no se habla mal de otro. Aquello que es sólo el amor no procesa los pensamientos que no sirven a otro ... o incluso uno mismo.
Intensificar la escalera ... peldaño a peldaño ... y no mires atrás.
SENTIR CON INTERIOR DE USTEDES MISMOS LA ESENCIA MISMA DE QUIEN ERES.
Usted está dibujando muy cerca, a un marco de tiempo en que a usted se necesitará recurrir a su fuerza interior para ver a través.
Usted ha ganado ... en este proceso de aprendizaje ... tanto la verdad interior de ti mismo ... y serás les pidió que recordaran y aferrarse a ella ... ya que estos tiempos te adentran en un "lugar diferente" de lo que usted está acostumbrado.
En cierto modo me da la sensación de un poco de una lucha por delante ... por cierto que está hablando.
No hay lucha, Florecer más querido. Sin embargo, hay que ser el cambio. Uno sólo se lucha si optan por olvidar su fuerza y ​​el amor que son.
USTED ... EL MÁS FUERTE DEL FUERTE ... Marchamos a la gloria ... AS que repetidamente le hemos indicado.
¿Consideraría el cambio que está pasando ahora en este mismo momento, para ser una lucha?
Mi respuesta dependerá de qué día y qué estaba pasando en ese momento. Algunos días SIENTEN triunfante ... otros ... un poco de lucha.
Y los tiempos que se avecinan sentiré muy similar ... sólo en mayores saldos de la balanza.
He aprendido a dejar de lado el tiempo y acaba de tomar su conocimiento como una guía general a medida que caminamos hacia adelante. Es interesante para mí, trabajar con tantos en el momento, que no sabe de todo esto hablamos. La vida simplemente sigue ... porque lo hace. Veo algunos que brille su luz, porque eso es lo que hacen ... y algunos que no lo hacen ... porque eso es lo que hacen. Así que, para mí es sólo para que vean ... si usted está al tanto de ningún canalizaciones o no ... se trata de cómo usted elige a comportarse ... y qué actitud usted decide tomar ... de todo ... lo que importa. Se trata de estar / TRAER ALEGRÍA!
ALELUYA! ¿El último centavo caído Blossom?
No, mis amigos ... me dieron eso hace mucho tiempo. El punto es ... el 'reto' se ... queda en la alegría ... no importa qué.
Sin embargo, la alegría no desaparece simplemente porque no se siente de la misma.
Es USTED! USTED ES ALEGRÍA.
A veces, es difícil de encontrar ... dependiendo de lo que se enfrenta.
Sólo si ha elegido que sea así. Muchas cosas en la vida puede ser difícil o fácil ... dependiendo de la actitud que eligió a adoptar al respecto.
SIMPLE ¿no?
Sobre el papel. Aunque tengo que decir que me estoy haciendo mucho mejor en ella.
Y este es nuestro momento. Cada uno de ustedes ha decidido trabajar en la obtención de una "actitud cómoda" más. Se siente mucho mejor de hacerlo ... y cuanto más lo hace ... mejor se siente ... y mejor se siente ... cuanto más que usted eligió para hacerlo ...
ACCEPT, queridos amigos ... su posición. El lugar en el que ha entrado en. El lugar en el que usted se encuentra sonriendo! Tome los momentos dentro de su día a STOP y el aliento ... y una sonrisa y una palmadita en la espalda a sí mismos. Por sólo usted sabe lo lejos que han viajado.
Sólo usted sabe la sensación de calor que brilla dentro de su lugar de corazón como usted reconoce USTED y lo bien que se siente ser USTED.
SÓLO SE PUEDE SENTIR QUE ... y mientras lo haces así ... SIENTE TODO ... SE SIENTE EL TODO ... SE SIENTE LA UNIDAD ... como el PLAN DIVINO asiente hacia usted en reconocimiento de cómo se siente como una sola.
Cuanto más se reconoce la auto ... cuanto más usted permite que yo a la luz del haz de sí mismo ... más te das cuenta todo lo que se ... más este recuerdo que hablamos de ... es recordado.
NO POR PENSAMIENTOS. ¿No recuerdas quién eres pensamientos o visiones de un Ser físico que una vez fueron.
Recuerdas quién fuiste una vez ... quién eres ... por el sentimiento dentro de ti ... como parar y tomar esa respiración y la palmadita en la espalda.
PARA EL AMOR NO SE PENSÓ ... El amor es sentimiento. Y cuando sienten amor ... lo recuerde y te dices: 'Ah, sí ... Estoy en casa'.
Me siento como que he estado escribiendo durante mucho tiempo ... sin embargo, la hora aún no ha terminado. ¿Puedo preguntar entonces, mientras yo tenga la oportunidad ... ¿cómo podemos saber que usted está con nosotros ... digamos quizás a través de la meditación ... ¿cómo podemos recordar las visitas con usted? (¿Puedo añadir ... No tengo idea de donde esta pregunta vino de o por qué me vino a la cabeza.)
Al confiar en que lo que se siente ser VERDAD ... ES VERDAD!
A través CONFIAR DE UNO MISMO ... un conocimiento nace ... y nada puede traer dudas cuando uno conoce la verdad.
Si nosotros sabemos que son tus amigos ... si usted sabe que todo es posible ... entonces sabrás "cuándo" que ha visitado con nosotros. Sin embargo, no siempre es posible ... no siempre es necesario ... no siempre es apropiado ... para que usted pueda recordar la visita. Mucho se han producido en un nivel diferente de la escala de la vibración que / usted reside en durante ese tiempo. Mucho conocimiento se puede impartir que está totalmente entendido en ese nivel ... aunque "allí". Sin embargo, si "recordó" cuando "ya no existe" ... tal vez sería similar a huevos revueltos en el plato cuando uno ordenado fritas. Se ve muy diferente ... sin embargo, sigue siendo el mismo huevo que entró en la sartén.
Permítanos tranquilizamos sin embargo ... que esas visitas tienen lugar para muchas almas sobre una base regular. Usted es bastante relajado y aceptar cuando en nuestros vasos ... de hecho, son puntos en común ... y muy familiar para usted.
Estas visitas se pueden recuperar cuando sea el momento adecuado es sobre ti ... y entonces, y sólo entonces se puede ver las razones por las que no eran adecuados para ser recordado de antemano.
Manos a través de sus corazones ... en el más poderoso de la fuerza ... EL VERDADERO AMOR QUE EMMINATES DE SU SER ... continúa trayendo su planeta Tierra en alineación con la verdad misma.
Por lo que hemos disfrutado de nuestra 'chat' con ustedes esta noche ... y esperamos querida Blossom para muchos muchos más.
Vete en paz ...
ESTAR EN PAZ ...
SER DE LA PAZ ...
Hasta que nos conectamos al lado de esta manera ... que ofrecemos AMOR DEL / DE / POR MEDIO / ALTO COMO LA ENERGÍA MÁS PURA QUE ES.
WE LOVE YOU.
Y WE LOVE YOU. Muchas muchas gracias a mis amigos.
FUENTE

COMENTARIO:
RECORDEMOS LA EXPERIENCIA DEL 2008, todo mundo andaba con la cabeza viendo pa rriba, y muchos quedaron con tortícolis perenne, de mi parte de verdad que ese día no quise ver hacia arriba "buscando algo", de verdad.


Las airadas reacciones que llegan desde muchos rincones de la red, atestiguan la intensidad con la que se ha vivido la mayor alerta OVNI de la historia.
Un cúmulo de emociones ha arrollado tumultuosamente la red desde primeras horas del día 14 de octubre, hasta bien entrado el día 15 del mismo mes. Se generaron grandes expectativas, inquietud, rechazo, curiosidad, ansiedad, negación, sentimientos encontrados y contradictorios, que a su vez han alimentado un debate encarnizado alrededor de la llegada del evento. Como no podía ser menos, las reacciones a posteriori prometen generar mucha controversia.

¿Porqué tanta animaversión contra los “canalizadores” del mensaje? Cada uno de nosotros decidió creerlos, o no hacerlo y por lo tanto somos los verdaderos responsables de nuestra propia agitación interior. Por lo tanto esas reacciones negativas que se están viviendo, son fruto de la inmadurez y la falta de asunción de responsabilidad acorde con las acciones o toma de decisiones propias, de los que las estén sufriendo.
Lejos de lo que se nos está vendiendo, sí que ocurrieron avistamientos importantes. Es evidente que no apareció una nave de 2000 millas (3600 Km), pero realmente se produjeron avistamientos.



Precisamente el día 14 acaeció un avistamiento muy espectacular que ha sido reportado incluso en las noticias nacionales.
Vemos que ha existido una cobertura mediática al respecto. Está clarísimo que este tipo de noticias, han quedado absolutamente eclipasadas por el esperado evento del día 14 de octubre.
El mismo día 14 un espectacular video de avistamiento, en directo para las noticias de la BBC. Hay que fijarse en el objeto que cruza la pantalla a toda velocidad de fondo.


leer todo abajo:

Peter Petrelli´s site













El peligro de las canalizaciónes, ¡¡IMPORTANTE!!:

sábado, 28 de julio de 2012
MAS:
http://ecoturismoesoterico.blogspot.mx/search?q=El+peligro+de+las+canalizaci%C3%B3nes


La Teoría Gnóstica de Intrusión Extraterrestre
Por John Lash


párrafo:

Este texto me 
Mito platillista

Encontré por casualidad este foro. Me doy cuenta de que hay personas que están pasando por una experiencia que yo viví hace ya muchos años, y pienso que podría ayudar un poco si resumo brevemente lo que me ocurrió. Quizás la lectura de estas líneas aproveche a los que desean fervientemente un contacto con quienes suelen identificarse ante nosotros como los “HERMANOS MAYORES DE LA HUMANIDAD”. 
Todo empezó el 17 de mayo de 1974. Desde aquel día y durante varios meses todo fue un continuo zafarrancho de mensajes telepáticos, localización de grupos de personas interesadas en el fenómeno, avistamientos, intentos de grabar sesiones de contacto, etc. El momento más crucial ocurrió a las 11 de la noche del 27 de agosto de ese año. Aquel día, el grupo de unas 30 personas que veníamos siguiendo con asombro, curiosidad, emoción y tremendo entusiasmo las manifestaciones de esas entidades, TUVIMOS UNA IMPRESIONANTE EXPERIENCIA. Era aquél un grupo heterogéneo en el que había seis o siete profesores universitarios, varios comerciantes, un editor, un banquero, trabajadores, amas de casa, jóvenes estudiantes, un par de hippies, etc. Una de las cosas extraordinarias era que nos guiaban un par de chicas, hijas del banquero, una de 18 y otra de tan sólo 12 años. Las dos tenían poderes de mediumnismo y a través de ellas habíamos venido recibiendo todo tipo de mensajes, entre ellos el que nos citaba aquel día en la cima de un cerro a esa hora. 

El espectáculo que allí presenciamos fue inolvidable y lo recuerdo ahora con vivo detalle aunque han pasado ya 35 años desde entonces. De repente, en medio de una noche clara y estrellada, empiezan a “desprenderse” de aquí y allá, de la derecha, de la izquierda, de arriba, de abajo, de todas partes, unas estrellas que se mueven, se acercan a otras, se cruzan en sus estelas, y como en una revista aérea, nos hacen un show increíble de pares y tríos o quintetos y sextetos en perfecta formación. ¡Uau! Muchas cosas ocurrieron aquella noche, además de los vuelos rasantes y tan cercanos a nosotros que nos arrancaban lágrimas y gritos de emoción y alegría: todo eso sucedía en medio de una secuencia de intensísimos relámpagos que silenciosos “estallaban” a nuestro alrededor iluminando el escenario de sus vuelos como si fuera pleno día. Dos o tres personas vieron incluso una brillante figura humanoide que caminaba cerca de donde estábamos.―La mayoría de nosotros no la vio―. Yo difícilmente podía quitar los ojos de las “estrellas” que se movían al nivel de nuestros ojos sobre la ciudad. Aquello duró un par de horas. 
Al otro día sonreíamos entre nosotros con complicidad ante los comentarios de la gente acerca de los extraños relámpagos y espectáculo de luces de la noche anterior sobre el cerro. A nadie contamos, porque nos habíamos propuesto mantener el secreto, que nosotros habíamos estado metidos justo en medio de todo aquello. 

En septiembre los mensajes que nos llegaban a través de las niñas eran cada vez más apremiantes: EL FIN DEL NUNDO SE ACERCABA, la guerra atómica estaba ya en los umbrales de su aparición, el Apocalipsis era inevitable, y la humanidad entera iba a desaparecer de la faz del planeta. En ese momento nos encontrábamos demasiado obnubilados por la experiencia que vivíamos para razonar con posibilidades de deducción lógica. Sin embargo, un par de semanas después, un joven universitario comenzó a proponer procedimientos de racionalización del fenómeno. Mientras tanto las niñas médiums continuaban entrando en trances anunciando la inminente catástrofe nuclear por una guerra entre las dos grandes potencias del momento, de la que SÓLO SE SALVARÍAN UNOS POCOS SERES HUMANOS, entre ellos nosotros, pero sólo si persistíamos en esos contactos. Para nosotros y los demás elegidos los extraterrestres habían preparado unos refugios en lo más profundo de las selvas amazónicas y cuyas coordenadas geográficas para su localización nos serían dadas un poco antes de la ocurrencia de la catástrofe. Entonces empezó a cundir entre todos nosotros un creciente sentimiento de despreocupación por la vida cotidiana y una obsesión por prepararse para “el final de los tiempos”. ¿Para qué continuar estudiando? ―Se preguntaban unos― si todo se va a acabar. ¿Para qué seguir esclavo de mi negocio? ―decía el comerciante dispuesto a convertirse en misionero e irse a predicar la inminencia del fin. Para todos nosotros la vida y la rutina diaria perdieron su sentido, y yo, que siempre he sido un firme cumplidor del deber laboral, por primera y única vez en mi vida descuidé mis obligaciones. Afortunadamente para todos nosotros, hubo dentro del grupo quién llamara a la sensatez y la reflexión. 

¿Quiénes o qué eran esas entidades? Se identificaban como PROCEDENTES DE LAS PLÉYADES, de un planeta llamado Klisoptison. En uno de esos contactos, recuerdo bien, nos pidieron que les entregáramos una porción de nuestras energías vitales: debíamos para hacer eso voltear las palmas de las manos hacia arriba y concentrar todo el poder de la mente en darles lo que pedían. Trataban de tranquilizarnos con respecto a la sensación de cansancio y de sueño que tendríamos en los días siguientes, diciéndonos que era eso parte del proceso de preparar nuestras mentes, haciéndolas más agudas y perceptivas, para recibir directamente sus mensajes sin necesidad de médiums para que las niñas pudieran descansar. (Era evidente el efecto nocivo que sobre ellas tenía esa actividad, y las notábamos cada vez más sensibles y nerviosas, además de que adelgazaban a ojos vistas). 

Cada vez nos hablaba una entidad diferente. Se identificaron sucesivamente con los nombres de Kroms, Esteris, Soal, Ekseclón y Cliptos. Por entonces supimos de un ingeniero costarricense llamado Enrique castilloque se hacía muy conocido porque decía haber tenido ENCUENTROS DEL TERCER TIPO CON EXTRATERRESTRES. Lo invitamos a varias de nuestras sesiones. Él mismo era un receptor o “médium” y había estado hablando con un ser llamado Krishnamerk. Cuando él y yo analizamos su experiencia, lo primero que notamos es que ése era un nombre de evidentes raíces sánscritas, -―lo que nos dio interesantes pistas acerca del posible origen de la infinidad de dioses hindúes―. 
Cando tímidamente dentro del grupo contactador empezamos en las sesiones a expresar nuestras dudas, en especial con respecto a eso de darles nuestras energías, y del evidente deterioro de la salud de las niñas, intentaron tranquilizarnos. Nos insistieron que SUS INTENCIONES ERAN SALVARNOS, que obraban por nuestro bien, y que esas energías que les dábamos revertirían en posteriores beneficios para nosotros. 

Como a algunos no nos gustaba la idea de continuar con ese proceso, insistimos en mayores explicaciones. En medio de una sesión de “entrega de energía”, de repente las niñas dieron simultáneamente un respingo, palidecieron intensamente y una de ellas perdió el conocimiento. A continuación, por medio de la que aún hablaba nos ordenaron suspender inmediatamente la sesión y dispersarnos, porque “UNA ENTIDAD MALIGNA” había interferido y se había robado la energía. Aquel día nos alejamos de allí casi con pánico. La chica estuvo en estado de shock durante 24 horas. 

Volvimos la noche siguiente. La chica abrió los ojos en su cama y empezó a hablar en trance. Ante nuestra insistencia acerca del peligro que podría implicar para nosotros, nos dijeron a través de ella que nada teníamos que temer, que ellos no eran como otros seres “indeseables”, como ése que nos había interferido y cuya intención era APROVECHARSE DE LOS HUMANOS PARA ROBARLES SUS ENERGÍAS. Por supuesto que prometieron protegernos de ellos, alejarlos de nosotros y hasta eliminarlos. 

Como se incrementaban las sospechas entre los más intelectuales del grupo, de que ESTÁBAMOS SIENDO UTILIZADOS POR ALGO O ALGUIEN CON FINES MUY POCO CLAROS, y que era necesario suspender esas sesiones y terminar de una vez con esos contactos, actuaron entonces sobre las niñas: ellas comenzaron a recibir mensajes aún fuera de nuestras sesiones, interfiriéndoles su vida diaria y sus estudios. Pareció como si de repente esas entidades o lo que quiera que fueran, se hubieran dado cuenta que estaban en peligro de perdernos, e intensificaron su acción, conminándonos a reunirnos a diario para contactarlos. Para recordarnos que pronto debíamos irnos por el mundo para predicar sus mensajes, llevando con nosotros el poder de citarlos para dar con su aparición testimonio de lo que decíamos, HACÍAN VISTOSAS APARICIONES SOBRE LA CASA DONDE ESTÁBAMOS REUNIDOS. Nos invitaban a asomarnos a las ventanas y constatar su presencia. Si, nunca fallaron: allí estaban “camuflados” como estrellas que de pronto comenzaban una fantástica danza, produciendo júbilo y renovados bríos en los más fanatizados y dudas en los que nos mostrábamos más reacios a continuar. Una cosa debo aclarar aquí: sólo una vez en que el avistamiento tuvo lugar en pleno día PUDIMOS DETECTAR MUY CLARAMENTE BRILLO METÁLICO EN UNA NAVE. Todo lo demás fueron luces multicolores en la noche. 

SE SENTÍA EN ESAS SESIONES UN CAMPO MAGNÉTICO CASI A FLOR DE PIEL. Además, todas las veces que nos encontrábamos reunidos, sin importar el lugar, se interfería la recepción de televisión en todo el vecindario. Debo añadir también que fracasaron todos nuestros intentos de grabar las sesiones, porque al parecer se creaba un campo de fuerza tal que impedía el proceso, y las cintas sólo grababan silbidos y chirridos estridentes. Una vez fallaron tres grabadoras que intentamos usar simultáneamente. Debo decir en su beneficio, que esas entidades tuvieron la delicadeza de hacer excluir de las sesiones a chica que estaba embarazada. 

Pero parecían temer mucho que pudiéramos cancelar esas contactaciones y no cesaba la enumeración de los supuestos beneficios que estábamos continuamente recibiendo de ellas. Cuando vieron que el grupo amenazaba disolverse y que las sospechas aumentaban, apelaron a la parte más vulnerable e influenciable en nosotros los humanos: el ego. NOS DIJERON QUE ÉRAMOS ELEGIDOS, que no era la primera vez que nos poníamos en contacto, que en incontables vidas anteriores habíamos iniciado con ellos un proceso de enriquecimiento espiritual, que éramos por ese motivo diferentes a los demás, más evolucionados, y que pronto nos íbamos a beneficiar de esos contactos. Nos decían que en cada sesión estaban activando en nuestros cerebros unas células llamadas “prosilocitos” que la ciencia humana aún no ha descubierto, pero que son aquellas que nos proporcionan acceso a la telepatía, a la clarividencia y al enriquecimiento y perfección de nuestra inteligencia. 

Aquello iba ya mucho más allá de lo tolerable. Teníamos que parar. Pero fue muy difícil convencer a los más reacios a disolver el grupo. Los que éramos más conscientes invocamos la salud de las niñas como motivo principal. Los más fanáticos (y ahí se incluían los padres de las chicas) estaban dispuestos a todo, hasta el abandono total de toda actividad que no estuviera relacionada con la experiencia. 
Ante el lastimoso estado de las chicas, una noche no pude contenerme más: me levanté muy decidido y conminé a quienquiera que hablaba a través de ellas, a dejarlas en paz, a respetar nuestra libertad como seres humanos, invité a los demás a abandonar esa actividad, y salí de la habitación. Varios me siguieron. En la calle tuve que enfrentar a un energúmeno hermano de las niñas empeñado en que debiera continuarse hasta el final sin importar las consecuencias. Aquella noche por muy poco no nos fuimos a las manos. El grupo, aunque reducido, continuó después de que el núcleo más pensante o intelectual lo abandonó. Finalmente terminó disolviéndose uno o dos años después. 

Evidentemente competían ferozmente entre ellos por “COMERSE” NUESTRA ENERGÍA, pero debo aclarar que aparte de eso, nunca recibimos una agresión o cosa similar, y por ese motivo me abstengo de llamarlas “malignas”. Pero de que NOS ENGAÑARON, no me cabe duda y que necesitaban de nosotros, tampoco. Ahora veo que continúan necesitando de “adeptos” y que hay muchas personas dispuestas y decididas a seguirlos. No hago diferencia entre esas entidades. Son las mismas, con el mismo vocabulario y habilidad para encandilar incautos. 

A finales de 1974 nos seguían insistentes ―a mí al menos―, manifestándose por ejemplo ante personas relacionadas conmigo que poco o nada sabían de aquello, quizá con la intención de que al contarme mis parientes y amigos lo que veían, me convenciera yo de la necesidad de volver a ellos. Hicieron por ejemplo dos intentos muy serios de contactar a mi esposa, aunque ella nunca había manifestado el menor interés por ellos. Los vi en varias ocasiones siguiéndome cuando viajaba, e incluso una noche, a través de la ventana de mi oficina, mientras hablábamos de ellos, mandaron un flash tan intenso que dejó encandilados y perplejos a todos los que trabajaban conmigo en aquel momento. Pero me negué a aceptarlos, e incluso, en otra ocasión, a pleno día, y mientras caminaba por la calle, volví deliberadamente la espalda a una nube que flotaba sobre los edificios y de la que salían resplandores metálicos y que comenzaba ya a atraer la atención de los transeúntes. Poco a poco empezaron a ser más distantes y débiles las señales de su presencia, hasta que cesaron por completo a mediados de 1975. 

Pues la ciencia aún no encuentra los tales “prosilocitos” en nuestro cerebro; evidentemente no ocurrió una guerra atómica entre las dos grandes potencias de aquella época, y sin embargo ahora veo en este foro que esos “hermanos mayores” todavía siguen apareciendo y haciendo vistosos shows para reclutar adeptos a...¿Qué? No lo sé. ¿QUIÉNES SON? Tampoco lo sé. ¿Extraterrestres? No lo creo. Me inclino más por la teoría de que conviven con nosotros y que se mueven en el astral o/y en una interdimensionalidad que está más allá de nuestra comprensión y tecnología. Enrique ha asegurado siempre que sí son extraterrestres. A propósito de Enrique: perdí después todo contacto con él, pero lo vi hace unos ocho años en la televisión, tan obsesionado como en los setenta, hablando sobre el tema, y me di cuenta que insiste en seguir llamándolos extraterrestres. Bueno, hay que considerar que él había tenido un encuentro del tercer tipo unos meses antes de que compartiéramos la experiencia con el grupo de contactadores de aquella época. En dos o más ocasiones el pasó muchas horas dentro de un OVNI, una buena parte de ellas en diálogo con esos seres. 
Desde 1975, y con cabeza fría, libre ya de la presión del grupo, me puse a investigar buscándolos en la historia de la humanidad. Con el paso de los años concluí poco a poco que esas entidades HAN ESTADO CON NOSOTROS DURANTE MILENIOS, y sólo cambia su forma y manera de percibirse de acuerdo con los tiempos, la mentalidad, la ideología y las culturas en que se manifiestan: en los tiempos bíblicos eran ángeles; en Persia eran jins. En Arabia eran effrit. En Caldea eran los Igigis y Nibirus. En Europa del norte eran los Aesir y Vanir. En Irlanda y todo el folclor celta aparecen con diferentes nombres tales como Twata de Danaam, Leprechauns y muchos más. Entre los druídas escoceses eran los espíritus de los bosques. En el Mahabharata son los vimanas y en todas partes, la manifestación viva de las divinidades locales. Desde mediados del siglo XX en el mundo occidental, son extraterrestres. Aquí os recomiendo leer un libro fantástico sobre ese tema y que se llama “Dimensions”, escrito por Jacques Vallee 
¿Qué se proponían? ¿Qué querían de ese grupo de personas al que yo pertenecía? Muy claro: NUESTRA ENERGÍA, disfrazándolo todo como un proceso para conseguir adeptos, misioneros y propagadores de un movimiento de supuesta renovación de la humanidad. Para el efecto incluso citaban textos del evangelio tales como “...son muchos los llamados y pocos los elegidos.” En otras palabras, en la catástrofe nuclear sólo se salvarían aquellos de corazón puro, pues serían ellos. Y sólo ellos, los que según palabras de Jesús, “heredarán la tierra”. 

Así pues, por encima de todo, evidentemente, querían nuestra energía mental. ¿Para qué? No sé. Quizás es su “alimento”. Tal vez querían crear una nueva fe. De lo único que puedo estar seguro es que esos seres son muy similares, si es que no son los mismos, al tipo de fuente que “iluminó” a Juana de Arco, a Joseph Smith el fundador de la iglesia mormona, a los innumerables santos y visionarios cristianos y musulmanes, a los mensajeros hindúes, a los shamanes de Siberia, de la selva amazónica y de las praderas de Norteamérica. Sospecho que Quetzalcóatl, Manco Capac, Bochica, Kukulkán y todo el larguísimo etcétera de dioses nacidos de madre virgen encarnados como humanos formaban parte de ellos. De la lista de religiones afectadas por esos seres sólo excluyo, y con muchas reservas, a algunas sectas budistas. Excluyo sin ninguna duda a aquellas religiones, doctrinas o creencias que se basan en la búsqueda de la verdadera naturaleza de nuestro ser en el interior de nosotros mismos. Por ahí sé que está el camino. Si andamos mirando al cielo en busca de lucesitas y shows espectaculares, las veremos sí, pero el único resultado real será tropezar por no mirar dónde ponemos los pies. Mirad hacia adentro. Ahí está todo. Adentro de nosotros está el Gran Todo del que somos parte esencial.

inspira algo de la misma náusea que me dio la descripción del Predador de Don Juan. ¿Notaron que se trata principalmente de un sistema de control espiritual? ¡¡Piensen en todo lo que eso implica!! 
Pero hay esperanza. Si quieren controlar nuestro espíritu, entonces quiere decir que éste vale mucho, y que algo podemos hacer en favor de la “luz interna”.
Creo que voy a comprar el libro de Jacques Vallee.



Mito platillista

Encontré por casualidad este foro. Me doy cuenta de que hay personas que están pasando por una experiencia que yo viví hace ya muchos años, y pienso que podría ayudar un poco si resumo brevemente lo que me ocurrió. Quizás la lectura de estas líneas aproveche a los que desean fervientemente un contacto con quienes suelen identificarse ante nosotros como los “HERMANOS MAYORES DE LA HUMANIDAD”. 

Todo empezó el 17 de mayo de 1974. Desde aquel día y durante varios meses todo fue un continuo zafarrancho de mensajes telepáticos, localización de grupos de personas interesadas en el fenómeno, avistamientos, intentos de grabar sesiones de contacto, etc. El momento más crucial ocurrió a las 11 de la noche del 27 de agosto de ese año. Aquel día, el grupo de unas 30 personas que veníamos siguiendo con asombro, curiosidad, emoción y tremendo entusiasmo las manifestaciones de esas entidades, TUVIMOS UNA IMPRESIONANTE EXPERIENCIA. Era aquél un grupo heterogéneo en el que había seis o siete profesores universitarios, varios comerciantes, un editor, un banquero, trabajadores, amas de casa, jóvenes estudiantes, un par de hippies, etc. Una de las cosas extraordinarias era que nos guiaban un par de chicas, hijas del banquero, una de 18 y otra de tan sólo 12 años. Las dos tenían poderes de mediumnismo y a través de ellas habíamos venido recibiendo todo tipo de mensajes, entre ellos el que nos citaba aquel día en la cima de un cerro a esa hora. 

El espectáculo que allí presenciamos fue inolvidable y lo recuerdo ahora con vivo detalle aunque han pasado ya 35 años desde entonces. De repente, en medio de una noche clara y estrellada, empiezan a “desprenderse” de aquí y allá, de la derecha, de la izquierda, de arriba, de abajo, de todas partes, unas estrellas que se mueven, se acercan a otras, se cruzan en sus estelas, y como en una revista aérea, nos hacen un show increíble de pares y tríos o quintetos y sextetos en perfecta formación. ¡Uau! Muchas cosas ocurrieron aquella noche, además de los vuelos rasantes y tan cercanos a nosotros que nos arrancaban lágrimas y gritos de emoción y alegría: todo eso sucedía en medio de una secuencia de intensísimos relámpagos que silenciosos “estallaban” a nuestro alrededor iluminando el escenario de sus vuelos como si fuera pleno día. Dos o tres personas vieron incluso una brillante figura humanoide que caminaba cerca de donde estábamos.―La mayoría de nosotros no la vio―. Yo difícilmente podía quitar los ojos de las “estrellas” que se movían al nivel de nuestros ojos sobre la ciudad. Aquello duró un par de horas. 
Al otro día sonreíamos entre nosotros con complicidad ante los comentarios de la gente acerca de los extraños relámpagos y espectáculo de luces de la noche anterior sobre el cerro. A nadie contamos, porque nos habíamos propuesto mantener el secreto, que nosotros habíamos estado metidos justo en medio de todo aquello. 

En septiembre los mensajes que nos llegaban a través de las niñas eran cada vez más apremiantes: EL FIN DEL NUNDO SE ACERCABA, la guerra atómica estaba ya en los umbrales de su aparición, el Apocalipsis era inevitable, y la humanidad entera iba a desaparecer de la faz del planeta. En ese momento nos encontrábamos demasiado obnubilados por la experiencia que vivíamos para razonar con posibilidades de deducción lógica. Sin embargo, un par de semanas después, un joven universitario comenzó a proponer procedimientos de racionalización del fenómeno. Mientras tanto las niñas médiums continuaban entrando en trances anunciando la inminente catástrofe nuclear por una guerra entre las dos grandes potencias del momento, de la que SÓLO SE SALVARÍAN UNOS POCOS SERES HUMANOS, entre ellos nosotros, pero sólo si persistíamos en esos contactos. Para nosotros y los demás elegidos los extraterrestres habían preparado unos refugios en lo más profundo de las selvas amazónicas y cuyas coordenadas geográficas para su localización nos serían dadas un poco antes de la ocurrencia de la catástrofe.Entonces empezó a cundir entre todos nosotros un creciente sentimiento de despreocupación por la vida cotidiana y una obsesión por prepararse para “el final de los tiempos”. ¿Para qué continuar estudiando? ―Se preguntaban unos― si todo se va a acabar. ¿Para qué seguir esclavo de mi negocio? ―decía el comerciante dispuesto a convertirse en misionero e irse a predicar la inminencia del fin. Para todos nosotros la vida y la rutina diaria perdieron su sentido, y yo, que siempre he sido un firme cumplidor del deber laboral, por primera y única vez en mi vida descuidé mis obligaciones. Afortunadamente para todos nosotros, hubo dentro del grupo quién llamara a la sensatez y la reflexión. 

¿Quiénes o qué eran esas entidades? Se identificaban como PROCEDENTES DE LAS PLÉYADES, de un planeta llamado Klisoptison. En uno de esos contactos, recuerdo bien, nos pidieron que les entregáramos una porción de nuestras energías vitales: debíamos para hacer eso voltear las palmas de las manos hacia arriba y concentrar todo el poder de la mente en darles lo que pedían. Trataban de tranquilizarnos con respecto a la sensación de cansancio y de sueño que tendríamos en los días siguientes, diciéndonos que era eso parte del proceso de preparar nuestras mentes, haciéndolas más agudas y perceptivas, para recibir directamente sus mensajes sin necesidad de médiums para que las niñas pudieran descansar. (Era evidente el efecto nocivo que sobre ellas tenía esa actividad, y las notábamos cada vez más sensibles y nerviosas, además de que adelgazaban a ojos vistas). 

Cada vez nos hablaba una entidad diferente. Se identificaron sucesivamente con los nombres de Kroms, Esteris, Soal, Ekseclón y Cliptos. Por entonces supimos de un ingeniero costarricense llamado Enrique castilloque se hacía muy conocido porque decía haber tenido ENCUENTROS DEL TERCER TIPO CON EXTRATERRESTRES. Lo invitamos a varias de nuestras sesiones. Él mismo era un receptor o “médium” y había estado hablando con un ser llamado Krishnamerk. Cuando él y yo analizamos su experiencia, lo primero que notamos es que ése era un nombre de evidentes raíces sánscritas, -―lo que nos dio interesantes pistas acerca del posible origen de la infinidad de dioses hindúes―. 
Cando tímidamente dentro del grupo contactador empezamos en las sesiones a expresar nuestras dudas, en especial con respecto a eso de darles nuestras energías, y del evidente deterioro de la salud de las niñas, intentaron tranquilizarnos. Nos insistieron que SUS INTENCIONES ERAN SALVARNOS, que obraban por nuestro bien, y que esas energías que les dábamos revertirían en posteriores beneficios para nosotros. Como a algunos no nos gustaba la idea de continuar con ese proceso, insistimos en mayores explicaciones. En medio de una sesión de “entrega de energía”, de repente las niñas dieron simultáneamente un respingo, palidecieron intensamente y una de ellas perdió el conocimiento. A continuación, por medio de la que aún hablaba nos ordenaron suspender inmediatamente la sesión y dispersarnos, porque “UNA ENTIDAD MALIGNA” había interferido y se había robado la energía. Aquel día nos alejamos de allí casi con pánico. La chica estuvo en estado de shock durante 24 horas. 

Volvimos la noche siguiente. La chica abrió los ojos en su cama y empezó a hablar en trance. Ante nuestra insistencia acerca del peligro que podría implicar para nosotros, nos dijeron a través de ella que nada teníamos que temer, que ellos no eran como otros seres “indeseables”, como ése que nos había interferido y cuya intención era APROVECHARSE DE LOS HUMANOS PARA ROBARLES SUS ENERGÍAS. Por supuesto que prometieron protegernos de ellos, alejarlos de nosotros y hasta eliminarlos. 
Como se incrementaban las sospechas entre los más intelectuales del grupo, de que ESTÁBAMOS SIENDO UTILIZADOS POR ALGO O ALGUIEN CON FINES MUY POCO CLAROS, y que era necesario suspender esas sesiones y terminar de una vez con esos contactos, actuaron entonces sobre las niñas: ellas comenzaron a recibir mensajes aún fuera de nuestras sesiones, interfiriéndoles su vida diaria y sus estudios. Pareció como si de repente esas entidades o lo que quiera que fueran, se hubieran dado cuenta que estaban en peligro de perdernos, e intensificaron su acción, conminándonos a reunirnos a diario para contactarlos. Para recordarnos que pronto debíamos irnos por el mundo para predicar sus mensajes, llevando con nosotros el poder de citarlos para dar con su aparición testimonio de lo que decíamos, HACÍAN VISTOSAS APARICIONES SOBRE LA CASA DONDE ESTÁBAMOS REUNIDOS. Nos invitaban a asomarnos a las ventanas y constatar su presencia. Si, nunca fallaron: allí estaban “camuflados” como estrellas que de pronto comenzaban una fantástica danza, produciendo júbilo y renovados bríos en los más fanatizados y dudas en los que nos mostrábamos más reacios a continuar. Una cosa debo aclarar aquí: sólo una vez en que el avistamiento tuvo lugar en pleno día PUDIMOS DETECTAR MUY CLARAMENTE BRILLO METÁLICO EN UNA NAVE. Todo lo demás fueron luces multicolores en la noche. 

SE SENTÍA EN ESAS SESIONES UN CAMPO MAGNÉTICO CASI A FLOR DE PIEL. Además, todas las veces que nos encontrábamos reunidos, sin importar el lugar, se interfería la recepción de televisión en todo el vecindario. Debo añadir también que fracasaron todos nuestros intentos de grabar las sesiones, porque al parecer se creaba un campo de fuerza tal que impedía el proceso, y las cintas sólo grababan silbidos y chirridos estridentes. Una vez fallaron tres grabadoras que intentamos usar simultáneamente. Debo decir en su beneficio, que esas entidades tuvieron la delicadeza de hacer excluir de las sesiones a chica que estaba embarazada. 

Pero parecían temer mucho que pudiéramos cancelar esas contactaciones y no cesaba la enumeración de los supuestos beneficios que estábamos continuamente recibiendo de ellas. Cuando vieron que el grupo amenazaba disolverse y que las sospechas aumentaban, apelaron a la parte más vulnerable e influenciable en nosotros los humanos: el ego. NOS DIJERON QUE ÉRAMOS ELEGIDOS, que no era la primera vez que nos poníamos en contacto, que en incontables vidas anteriores habíamos iniciado con ellos un proceso de enriquecimiento espiritual, que éramos por ese motivo diferentes a los demás, más evolucionados, y que pronto nos íbamos a beneficiar de esos contactos. Nos decían que en cada sesión estaban activando en nuestros cerebros unas células llamadas “prosilocitos” que la ciencia humana aún no ha descubierto, pero que son aquellas que nos proporcionan acceso a la telepatía, a la clarividencia y al enriquecimiento y perfección de nuestra inteligencia. 

Aquello iba ya mucho más allá de lo tolerable. Teníamos que parar. Pero fue muy difícil convencer a los más reacios a disolver el grupo. Los que éramos más conscientes invocamos la salud de las niñas como motivo principal. Los más fanáticos (y ahí se incluían los padres de las chicas) estaban dispuestos a todo, hasta el abandono total de toda actividad que no estuviera relacionada con la experiencia. 

Ante el lastimoso estado de las chicas, una noche no pude contenerme más: me levanté muy decidido y conminé a quienquiera que hablaba a través de ellas, a dejarlas en paz, a respetar nuestra libertad como seres humanos, invité a los demás a abandonar esa actividad, y salí de la habitación. Varios me siguieron. En la calle tuve que enfrentar a un energúmeno hermano de las niñas empeñado en que debiera continuarse hasta el final sin importar las consecuencias. Aquella noche por muy poco no nos fuimos a las manos. El grupo, aunque reducido, continuó después de que el núcleo más pensante o intelectual lo abandonó. Finalmente terminó disolviéndose uno o dos años después. 

Evidentemente competían ferozmente entre ellos por “COMERSE” NUESTRA ENERGÍA, pero debo aclarar que aparte de eso, nunca recibimos una agresión o cosa similar, y por ese motivo me abstengo de llamarlas “malignas”. Pero de que NOS ENGAÑARON, no me cabe duda y que necesitaban de nosotros, tampoco. Ahora veo que continúan necesitando de “adeptos” y que hay muchas personas dispuestas y decididas a seguirlos. No hago diferencia entre esas entidades. Son las mismas, con el mismo vocabulario y habilidad para encandilar incautos. 

A finales de 1974 nos seguían insistentes ―a mí al menos―, manifestándose por ejemplo ante personas relacionadas conmigo que poco o nada sabían de aquello, quizá con la intención de que al contarme mis parientes y amigos lo que veían, me convenciera yo de la necesidad de volver a ellos. Hicieron por ejemplo dos intentos muy serios de contactar a mi esposa, aunque ella nunca había manifestado el menor interés por ellos. Los vi en varias ocasiones siguiéndome cuando viajaba, e incluso una noche, a través de la ventana de mi oficina, mientras hablábamos de ellos, mandaron un flash tan intenso que dejó encandilados y perplejos a todos los que trabajaban conmigo en aquel momento. Pero me negué a aceptarlos, e incluso, en otra ocasión, a pleno día, y mientras caminaba por la calle, volví deliberadamente la espalda a una nube que flotaba sobre los edificios y de la que salían resplandores metálicos y que comenzaba ya a atraer la atención de los transeúntes. Poco a poco empezaron a ser más distantes y débiles las señales de su presencia, hasta que cesaron por completo a mediados de 1975. 

Pues la ciencia aún no encuentra los tales “prosilocitos” en nuestro cerebro; evidentemente no ocurrió una guerra atómica entre las dos grandes potencias de aquella época, y sin embargo ahora veo en este foro que esos “hermanos mayores” todavía siguen apareciendo y haciendo vistosos shows para reclutar adeptos a...¿Qué? No lo sé. ¿QUIÉNES SON? Tampoco lo sé. ¿Extraterrestres? No lo creo. Me inclino más por la teoría de que conviven con nosotros y que se mueven en el astral o/y en una interdimensionalidad que está más allá de nuestra comprensión y tecnología. Enrique ha asegurado siempre que sí son extraterrestres. A propósito de Enrique: perdí después todo contacto con él, pero lo vi hace unos ocho años en la televisión, tan obsesionado como en los setenta, hablando sobre el tema, y me di cuenta que insiste en seguir llamándolos extraterrestres. Bueno, hay que considerar que él había tenido un encuentro del tercer tipo unos meses antes de que compartiéramos la experiencia con el grupo de contactadores de aquella época. En dos o más ocasiones el pasó muchas horas dentro de un OVNI, una buena parte de ellas en diálogo con esos seres. 

Desde 1975, y con cabeza fría, libre ya de la presión del grupo, me puse a investigar buscándolos en la historia de la humanidad. Con el paso de los años concluí poco a poco que esas entidades HAN ESTADO CON NOSOTROS DURANTE MILENIOS, y sólo cambia su forma y manera de percibirse de acuerdo con los tiempos, la mentalidad, la ideología y las culturas en que se manifiestan: en los tiempos bíblicos eran ángeles; en Persia eran jins. En Arabia eran effrit. En Caldea eran los Igigis y Nibirus. En Europa del norte eran los Aesir y Vanir. En Irlanda y todo el folclor celta aparecen con diferentes nombres tales como Twata de Danaam, Leprechauns y muchos más. Entre los druídas escoceses eran los espíritus de los bosques. En el Mahabharata son los vimanas y en todas partes, la manifestación viva de las divinidades locales. Desde mediados del siglo XX en el mundo occidental, son extraterrestres. Aquí os recomiendo leer un libro fantástico sobre ese tema y que se llama “Dimensions”, escrito por Jacques Vallee 

¿Qué se proponían? ¿Qué querían de ese grupo de personas al que yo pertenecía? Muy claro: NUESTRA ENERGÍA, disfrazándolo todo como un proceso para conseguir adeptos, misioneros y propagadores de un movimiento de supuesta renovación de la humanidad. Para el efecto incluso citaban textos del evangelio tales como “...son muchos los llamados y pocos los elegidos.” En otras palabras, en la catástrofe nuclear sólo se salvarían aquellos de corazón puro, pues serían ellos. Y sólo ellos, los que según palabras de Jesús, “heredarán la tierra”. 

Así pues, por encima de todo, evidentemente, querían nuestra energía mental. ¿Para qué? No sé. Quizás es su “alimento”. Tal vez querían crear una nueva fe. De lo único que puedo estar seguro es que esos seres son muy similares, si es que no son los mismos, al tipo de fuente que “iluminó” a Juana de Arco, a Joseph Smith el fundador de la iglesia mormona, a los innumerables santos y visionarios cristianos y musulmanes, a los mensajeros hindúes, a los shamanes de Siberia, de la selva amazónica y de las praderas de Norteamérica. Sospecho que Quetzalcóatl, Manco Capac, Bochica, Kukulkán y todo el larguísimo etcétera de dioses nacidos de madre virgen encarnados como humanos formaban parte de ellos. De la lista de religiones afectadas por esos seres sólo excluyo, y con muchas reservas, a algunas sectas budistas. Excluyo sin ninguna duda a aquellas religiones, doctrinas o creencias que se basan en la búsqueda de la verdadera naturaleza de nuestro ser en el interior de nosotros mismos. Por ahí sé que está el camino. Si andamos mirando al cielo en busca de lucesitas y shows espectaculares, las veremos sí, pero el único resultado real será tropezar por no mirar dónde ponemos los pies. Mirad hacia adentro. Ahí está todo. Adentro de nosotros está el Gran Todo del que somos parte esencial.


No hay comentarios: