- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 
        

martes, 22 de abril de 2014

En el 2040 los humanos deberán hacerse implantes para parecerse a los robots... mano laboral, terminator biónico, cráneos artificiales en 3 D

Antes eran historias de vaqueros, hoy son historias de robots.
..............

En el 2040 los humanos deberán hacerse implantes para parecerse a los robots...

En 30 años los humanos tendrán que competir con los robots por los puestos de trabajo, incluso por medio de implantes que permitan parecerse más a las máquinas, sugiere un estudio, según el cual quienes modifiquen más su cuerpo saldrán ganando.





















Mientras algunos gigantes tecnológicos buscan el modo de sustituir a los empleados con robots, los primeros tendrán que adaptarse para mantener la competitividad. La competencia entre los seres humanos y los robots será tal que en tan solo 30 años los humanos afrontarán una semana de 50 horas, una menor seguridad laboral e incluso implantes biónicos, sugiere un estudio del portal web xpatjobs.com citado por el diario 'Daily Mail'.
Un empleado ordinario tendrá la vista cansada de estar todo el tiempo frente a pantallas, cinturas más anchas por la falta de ejercicio y genitales más pequeños que ahora, debido a la falta de tiempo para mantener relaciones sexuales. En cambio, los implantes biónicos permitirán a los humanos desarrollar sus características naturales acercándose a los robots. En particular los implantes de oído en vez de 'smartphones', chips de seguridad en nuestros dedos o implantes biónicos para mejorar la capacidad de pensar y la tenacidad por un lado, o para moverse tan rápido como las máquinas por otro.

Más y más empleados trabajarán desde su casa para empresas internacionales, adaptando sus jornadas laborales a los horarios de las mayores económías del mundo como la de China. También tendrán que dominar, aparte de inglés, los idiomas mandarín, hindi, español y portugués.

En cualquier caso, en el año 2040 no todos los empleos podrán ser cubiertos por los robots, persistiendo la necesidad de la interacción humana para generar nuevas ideas o resolver problemas complejos, algo que, por ahora, solo los seres humanos pueden hacer. Según el estudio, el empleado que quiera resultar indispensable en 2040 tendrá que dedicarse a la seguridad web, el desarrollo de software, la construcción de robots y la cirugía.



Los robots del futuro, no tendrá nada que ver con "Terminator"
























Los robots del futuro no se parecerán en nada al de la película 'Terminator', ya que no contendrán estructuras duras, sino que serán básicamente blandos. La tecnología de la robótica blanda podría ser utilizada incluso para crear unas alas humanas.

Según publicó el portal estadounidense The Verge, Andy Marchese, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, recientemente presentó el funcionamiento de un pez robótico de silicona llamado 'Bubbles', que es una imitación perfecta de una carpa real. Su proyecto es el primer robot autónomo y autosuficiente que consta principalmente de partes blandas.

Aunque para estructuras duras es fácil crear algoritmos ya desarrollados por la industria robótica, los robots blandos son capaces de resolver los grandes problemas actuales de la robótica. En particular, no tienen que calcular sus movimientos con la precisión con la que lo hacen los robots rígidos, por lo que están mejor preparados para moverse en un entorno no controlado, como, por ejemplo, una casa, el área de un desastre natural o un hospital.

Gracias a sus ventajas, la robótica blanda ya está ganando popularidad entre la comunidad científica. En Harvard, por ejemplo, muchos grupos de investigadores están trabajando en el desarrollo de manos y piernas robóticas blandas.

Fumiya Iida, profesora de biorrobótica del Instituto Suizo de Tecnología de Zúrich, cree que los robots blandos son el futuro de la tecnología. Según ella, la robótica blanda "requiere un enfoque completamente diferente, otros materiales, otras fuentes de energía".

Actualmente, uno de los robots duros más impresionantes es el humanoide Atlas de la compañía Boston Dynamics, que pesa 136 kilogramos. Pero los robots de tipo Atlas "piensan mucho", según opina Barry Trimmer, de la Universidad de Tufts, mientras que, por ejemplo, un dispositivo blando de captura en forma de estrella de mar elaborado en Harvard es más flexible y tiene costos de producción más bajos.

En un futuro, los robots blandos podrán sumergirse en el agua y trabajar en zonas de naufragios para buscar y rescatar a sobrevivientes. Asimismo, los enfermos podrán usar un brazo robótico blando para eliminar el temblor de las manos, y los ancianos para compensar la debilidad muscular. Los robots blandos pueden ser utilizados también en la exploración espacial, cirugía y servir como una prótesis que proporcionen una sensación excepcional de comodidad y naturalidad
.


FUENTE



Implantan en Holanda cráneo completo impreso en 3D

























Una mujer holandesa se convirtió en la primera persona del mundo en recibir una prótesis completa de cráneo elaborada con una impresora en 3D. Se trata de una joven de 22 años que sufría una rara enfermedad que comprimía progresivamente su cerebro.
La paciente sufría graves dolores de cabeza, ya quesu cráneo se había engrosado cerca de 5 cm y causaba la presión cerebral. Para mejorar su calidad de vida se realizó meses atrás esta intervención pionera, que duró unas 23 horas.
La cirugía fue realizada en el Hospital Universitario de Utrecht, Holandq, por un equipo a cargo del neurocirujano Bon Verweij. Así, buscaron evitar la progresión del trastorno y que  se viera afectada la capacidad cerebral de la joven o se deformara su rostro.
Los médicos encargados de la operación decidieron esperar a comprobar la evolución de la paciente antes de hacer públicos los resultados. Hoy, el equipo afirma que la intervención fue exitosa, que la mujer recuperó las capacidades perdidas y que incluso fue capaz de reintegrarse a su trabajo.
Según informó el diario El Mundo, los investigadores afirman que la técnica promete ser muy útil en cirugía, ya que permite realizar un modelo exacto al original. A través de una resonancia magnética, se obtiene las dimensiones originales del cráneo de la paciente y con esos parámetros se imprime en 3D una prótesis perfecta. En este caso, el material fue un plástico especial de uso médico-
A diferencia de otras intervenciones, como la que se implantó el maxilar inferior a una octogenaria holandesa, el cráneo impreso no es parcial ni tiene un carácter temporal.

Fuentes: ELMUNDO.es


No hay comentarios: