- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 
        
 

lunes, 31 de marzo de 2014

Nibiru: El inverosímil e imaginario planeta culpable de los desastres de la Tierra

Publicamos info para que saquen las consabidas conclusiónes personales, no estamos descartando nada ni afirmando nada.

............................


Nibiru: El inverosímil e imaginario planeta

 culpable de los desastres de la Tierra



El reciente terremoto que afectó el norte de EE.UU. ya ha sido atribuido a un intruso celeste imaginario llamado Nibiru.
Para parafrasear a Mark Twain, diremos que hay ideas locas, malditas ideas locas… y adivinos.
Si nunca has escuchado de Nibiru te contamos sobre él: un planeta errante supuestamente se acerca rápidamente a la Tierra. ¿Cuándo llegará? Has acertado, en 2012, el año del día del Juicio Final. Nibiru también ha sido culpado por el gran terremoto de Japón que ocurrió el 11 de marzo de este año.
Este artículo fue inspirado por un correo electrónico recibido por su autor, de parte de una persona que fue lo suficientemente astuta para no tragarse fácilmente las muchas publicaciones sensacionalistas e infundadas de que ‘Nibiru va a golpear a la Tierra’ y que se pueden encontrar en internet.
Ella escribió: “Está [un artículo de Nibiru] dando vueltas por internet junto con muchos otros relacionados con el Planeta X, etc. Pueden ser bastante aterradores y con tanta palabrería científica en ellos, uno no sabe en quién o en qué creer”.
El tirón gravitatorio de este supuesto monstruo de tamaño mayor que el de Júpiter causará estragos, según numerosos adivinos espaciales. El encuentro cercano de Nibiru con la Tierra provocará devastación masiva, tsunamis, huracanes y temperaturas extremas que matarán a la mayoría de los humanos. Oh sí, y la Tierra dejará de girar y comenzará a rotar en sentido contrario.
Esta idea de catástrofes por colisión planetaria no es algo nuevo. A medidos de la década de 1900 el psiquiatra Immanuel Velikovsky escribió una serie de libros que afirmaban que la Tierra había sido alguna vez un satélite de un “proto-Saturno”; que el diluvio de Noé fue causado por la explosión como nova de un proto-Saturno; que Júpiter fue responsable de la destrucción de Sodoma y Gomorra; que la eyección de Venus desde Júpiter causó que el “Sol se detuviera” en el Éxodo.
Es fácil ver rastros de la fantasía de Nibiru por todas partes. Algunas de las ideas están sin duda inspiradas en los escritos de Velikovsky. Basta con decir que la fragmentada historia está íntimamente relacionada con interpretaciones de la antigua mitología babilonia y sumeria que invocan extraterrestres, y las predicciones de una persona que afirma estar en comunicación telepática con extraterrestres.
Los proponentes del fin del mundo también han confundido al intruso imaginario con el cometa Elenin, un inofensivo y pequeño cuerpo que no representa ningún peligro para la Tierra.
Conclusión: El cuento de Nibiru no está basado en una sola pizca de evidencia científica. Nibiru simplemente no existe; ni ahora, ni nunca.
Los creyentes en Nibiru lanzan teorías de conspiración y una cortina de humo de misterios astronómicos como evidencia circunstancial. Por ejemplo: anomalías en las trayectorias de las dos sondas espaciales Pioneer, objetos del cinturón de Kuiper recientemente descubiertos, y un zoológico de manchas oscuras descubiertas en los estudios del cielo en infrarrojo. Pero ninguna de estas manchas apunta a un gigantesco gorila rondando el Sistema Solar.
En Discovery NewsCosmo Noticas y muchos otros sitios web y blogs de ciencia se han dado numerosas razones de por qué Nibiru no es real. Pero es como el juego de golpear al topo. Tumbas una idea loca e inmediatamente aparece otra.
Así que aquí está nuestro golpe a la idea loca.
Si tal planeta se estuviese aproximando a la Tierra, podrías ir a tu patio trasero y verlo cada noche a simple vista. Así de simple.
En base a las afirmaciones de la ubicación actual de Nibiru en el Sistema Solar, debería ser la estrella más brillante en la constelación de la Osa Mayor en este momento. En los próximos meses, a medida que supuestamente se precipite hacia su encuentro con la Tierra, debería volverse el objeto más brillante en el cielo después del Sol y la Luna.
Si Nibiru fuese real, entonces la Unión Astronómica Internacional, habría emitido un boletín y publicado las efemérides orbitales del objeto hace mucho tiempo.
Todos los astrónomos aficionados del mundo se estarían maravillando con este planeta y Twitter recibiría comentarios acerca de él incesantemente. Habría montones de publicaciones de fotografías que muestren a Nibiru moviéndose lentamente a lo largo de su trayectoria orbital sobre un fondo estrellado.
Sí, hay presuntas imágenes de Nibiru en todo Internet. Pero la mayoría son destellos en el lente de una cámara apuntando al Sol (como en la imagen superior), ruidos en detectores electrónicos, o burdas malinterpretaciones de imágenes de satélites u observatorios espaciales.
Es más, los astrónomos profesionales de todo el mundo se pelearían por obtener tiempo de telescopio para estudiar a Nibiru. El manantial de estudios científicos presentando observaciones está en un servicio en línea llamado Astro-ph. Simplemente vaya al sitio web y busque miles de documentos con el término Nibiru. No hay nada allí.
Esto contrasta con la leyenda de Nibiru que se desarrolla en Internet, donde no hay escasez de predicciones del fin del mundo.
Además, vivimos en una sociedad científicamente analfabeta donde las declaraciones de verdaderos expertos son a menudo sospechosas y ridiculizadas. Esto se hace evidente en los debates políticos acerca del calentamiento global, evolución, y la cuestionable medicina alternativa.
Tenga en cuenta que si alguna parte de las predicciones de Nibiru es real, significaría que la historia del Sistema Solar es muy diferente de lo que hemos teorizado y unido cuidadosamente a través de observaciones con telescopios, sondas espaciales y modelos dinámicos de computador.
La supuesta órbita de Nibiru.
La astrobiología estaría completamente equivocada, pues un mundo más frío que Plutón estaría supuestamente habitado. Y, las leyes de gravedad de Newton también estarían muy equivocadas, basándonos en la supuesta influencia del planeta sobre la Tierra.
La manía de Nibiru es el arquetipo de una pseudociencia: rechaza una colección enorme de conocimiento, sabiduría convencional, y pensamiento racional y surge con una solución adecuada sin importar lo inverosímil que sea.
Para cualquiera que piense que el autor de este artículo es un mentiroso –o algo por el estilo-, todo lo que tiene que hacer es publicar en los comentarios de esta entrada las efemérides orbitales del planeta. Le pediremos a algún astrónomo aficionado que vaya y fotografíe la región del cielo donde supuestamente se encontraría Nibiru, y luego, con mucho gusto, publicaremos la fotografía.
Después de todo, ver es creer.
Fuente: Discovery News

No hay comentarios: