- Este blog no pide donaciones económicas ni anuncia basura publicitaria - 
        

domingo, 23 de febrero de 2014

ALERTA | Niños en el menú: Los depredadores sexuales buscan normalizar la pedofilia

OK., mis últimas publicaciónes en mi blog de esta temporada fueron dedicadas a los niños y al peligro que se cierne sobre de ellos, pienso por ejemplo, quizás así como hoy domingo, ¿cuántas familias irán a sus iglesias muy santitas a escuchar algun sermón o perorata-arenga de algún pastorcito de esos que tanto abundan que se desgarran las vestiduras y claman, gesticulan teatralmente y gritan levantando las manos y brazos desesperados llorando y gimiendo a su dios?... saliendo al rato el pedófilo creyente se convertirá en un monstruo, porque no se porqué pero siento que en las iglesias abundan muchos de éstos, me dan ganas de publicar aqui el caso local reciente de un pastor de verdad satánico asesino y violador, y así predicaba "la palabra de dios", pero aqui lo dejo...


UNA SOCIEDAD ENFERMA DE LA CUAL TODOS SOMOS PARTE.
.................... 



La controversia, una vez más, se arremolina más rápido que las hojas de otoño, a medida que las noticias sobe la definición revisada de la ‘pedofilia’ por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) salió a la calle en la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, oDSM V, el libro que detalla las normas de prácticas utilizadas por la industria de la salud mental.
El alboroto se debe a lo que pareció ser una redefinición de la pedofilia como una “orientación” en elDSM V, en mayo de 2013. Cuando fue lanzado, al parecer hubo un error en el texto que nadie se decidió a abordar hasta Halloween. El libro se refiere incorrectamente a la pedofilia (un trastorno parafílico) como “orientación”.
Ayer, 31 de octubre de 2013, la APA publicó una aclaración sobre este asunto debido a que el error había abierto una ‘lata de gusanos’ bien gorda, supongo que no podían ignorarlo por mucho más tiempo.
Se lee en parte, de la siguiente manera:
“Orientación sexual” no es un término que se utiliza en los criterios diagnósticos para el trastorno de la pedofilia y su uso en la discusión del texto del DSM 5 es un error y debería decir “interés sexual.” De hecho, la APA considera al trastorno pedófilo una “parafilia”, no una “orientación sexual”. Este error se corregirá en la versión electrónica del DSM 5 y la próxima impresión del manual.
La APA apoya firmemente los esfuerzos para enjuiciar penalmente a aquellos que abusan y explotan sexualmente a los niños y adolescentes. También apoyamos los esfuerzos continuos para desarrollar tratamientos para las personas con trastorno pedófilo con el objetivo de prevenir futuros actos de abuso.”
Puede leer la declaración completa aquí [en inglés - NdT].
082411_pedophilia_0Otro tema ‘polémico’ gira en torno a parafílicos y los propios pedófilos. Hay grupos de defensa de la pedofilia comoB4U-ACT (un grupo sin fines de lucro con sede en Maryland) cuyos miembros incluyen a delincuentes sexuales registrados, que han estado poniendo mayor presión sobre la comunidad de salud mental para “desestigmatizar las actitudes sociales negativas hacia las personas que se sienten atraídas por menores.”
Parece que los pedófilos están empezando a ser más asertivos y agresivos en la lucha por sus derechos. Un número creciente de ellos han manifestado que están siendo llevados a tener miedo, que son estereotipados y que no se les muestra la sensibilidad suficiente a causa de sus preferencias sexuales. Vamos todos a recordar el objeto de sus preferencias sexuales: niños, con mucha frecuencia niños menores de 13 años.
Se nos dice que estos parafílicos y pedófilos son ‘denegados’, tal como se expresa en esta declaración de Pablo Christiano, delincuente sexual registrado y portavoz de B4U-ACT: “De acuerdo con Christiano, a las personas se les debe permitir celebrar el sexo y la sexualidad, “uno de los pocos placeres libremente dados en la vida.” La comunidad de personas atraídas a menores es, en su conjunto, “denegada de sus complejidades.”
Estamos negando a los pedófilos sus “complejidades”. ¿Cómo te tomas eso?
Christiano y los grupos de defensa de la pedofilia buscan cambiar la forma en que la sociedad ve a los pedófilos. El resto de la sociedad, si seguimos con la línea de Christiano, debe esforzarse por ser más sensible y comprender las preferencias sexuales, compulsiones y fantasías de gente que está deseando violar a nuestros hijos. Muchos de ellos no se conforman con fantasear y sus ‘fantasías’ se cumplen, a expensas de todos los niños víctimas de abusos sexuales en este país, y en todo el mundo.
Los pedófilos necesitan que la sociedad les demuestre un poco de amor, ¿verdad? ¿Así que ahora hay que preocuparse de hacer a los pedófilos felices y más cómodos mientras caminan a nuestro alrededor depredando a nuestros hijos, ya sea en sus cabezas o abiertamente?
Psychology Todayexplica la parafilia y los trastornos parafílicos como sigue:
“Una parafilia es una condición en la que la excitación y el placer sexual de una persona dependen de fantasear y de participar en conducta sexuales atípica y extremas. Una parafilia puede girar en torno a un objeto en particular (niños, animales, ropa interior) o en torno a un acto en particular (infligir dolor, exponerse). La mayoría de las parafilias son mucho más comunes en los hombres que en las mujeres. El enfoque de una parafilia es generalmente muy específico y no cambia.
Una parafilia se caracteriza por una preocupación por el objeto o el comportamiento hasta el punto de ser dependientes de ese objeto o comportamiento para la gratificación sexual.
Las parafilias incluyen conductas sexuales que la sociedad puede ver como de mal gusto, inusuales o anormales. En orden descendente, las más comunes son la pedofilia (actividad sexual con un niño/niña por lo general de 13 años de edad o menos), el exhibicionismo (exposición de los genitales a los extraños), el voyeurismo (observar las actividades privadas de las víctimas desprevenidas) y froteurismo (tocar, frotar a una persona sin su consentimiento), mientras que el fetichismo (uso de objetos inanimados), masoquismo sexual (ser humillado o forzado a sufrir), el sadismo sexual (infligir humillaciones o sufrimientos) y el fetichismo travesti (vestirse como el sexo opuesto) son mucho menos comunes. Algunos de estos comportamientos son ilegales y los que están bajo tratamiento para parafilias a menudo se han encontrado con situaciones legales que rodean sus conductas. También hay una categoría llamada parafilia no especificada para cubrir parafilias que no entran en los diagnósticos ya nombrados como las relacionadas con los muertos, la orina, las heces, enemas y las llamadas telefónicas obscenas”.
Bien, hay toda una gama de comportamientos sexuales “inusuales” ahí afuera.
Si no está familiarizado con la diferencia entre la palabra “parafilia” y el trastorno parafílico, el DSM V loexplica (pdf en inglés):
Cambio en los nombres de diagnóstico
En el DSM-5, las parafilias no son trastornos mentales ipso facto. Hay una distinción entre parafilias y trastornos parafílicos. Un trastorno parafílico es una parafilia que actualmente está causando malestar o deterioro para el individuo o una parafilia cuya satisfacción ha supuesto daño personal, o el riesgo de daño a los demás. Una parafilia es una condición necesaria pero no suficiente para tener un trastorno parafílico y una parafilia por sí misma no justifica ni requiere intervención clínica automáticamente.
Así que si alguien se considera parafílico, es posible que quieran violar a su hijo, pero no necesariamente lo harán. En mi mente, esas personas siguen siendo un peligro para la sociedad, porque nadie puede garantizar que no van a llegar a violar a su hijo.
photo_verybig_1031701Lo que también es bastante preocupante son los grupos de defensa de la pedofilia que parecen querer un cambio en la política, y un cambio en la manera en como la sociedad ve a los pedófilos e individuos atraídos por menores. Deberíamos ser más “sensible” a sus preferencias, necesidades y fantasías, y estar bien con todo eso. Los pedófilos no quieren vivir en el temor de ser estigmatizados y estereotipados, simplemente porque quieren violar a su hijo. En otras palabras, los pedófilos también tienen sentimientos. ¿Aún no se siente completamente nauseabundo?
Algo que estoy entendiendo de todo esto es, que ahora se supone que tenemos que empatizar con las personas que piensan de esta manera patológica, muchos de los cuales intentan y logran llevar sus fantasías a la práctica activa. ¡Son depredadores, gente! No estoy tan preocupada con las definiciones suaves de la APA como lo estoy con el hecho de que hay personas ahí fuera que tratan de lograr que el resto de nosotros veamos su depredación como algo ‘normal’ e ‘inocuo’ y están dirigiéndose a niños, como lo han hecho durante generaciones.
Algunos, como Christiano, defienden la autonomía sexual de los niños, para que puedan tener la libertad de explorar su sexualidad abiertamente, lo cual, por supuesto, también parece oler un poco fuerte a la defensa de la reducción o eliminación de la edad de consentimiento sexual. ¿Es esto lo que realmente queremos ver en esta sociedad? ¿No nos estamos desmoronando lo suficiente como cultura, como especie tal como está ahora? ¿A alguien más no les impacta como algo absurdo o atroz u obsceno, o como un asalto a la dignidad humana? ¿No te causa que el ácido suba en la parte posterior de la garganta, ahora que tenemos registrados a los ofensores sexuales y aspirantes a violadores que quieren que les demos “el visto bueno” en su pensamiento torcido? ¿Se supone que debemos ser más “sensible” a lo que ellos están pasando?
¿Están bromeando o qué? ¿Y los niños? ¿Hay alguien por ahí preocupado en la protección de los niños? ¿Ahora nosotros tenemos que preocuparnos por proteger y aplacar a los pedófilos? ¿En serio? ¿Quién lo dice? ¿El tipo que quiere violar a tu niño de 3 años? Este es nuestro mundo, un mundo en el que todos los males pueden ser racionalizados y justificados por alguna contorsión psicológica poco convincente, doblado como un pretzel, y presionado y vendido a un público herido, sobre-medicado e idiotizado como “aceptable.”
Vemos que nuestro Gobierno asesina masivamente a inocentes a diestra y siniestra en todo el mundo y casi nadie aquí en EE.UU. se inmuta por ello, pero ¿qué tienen que decir los estadounidenses acerca de las necesidades de los pedófilos aquí en la antigua tierra de los libres y el hogar de los valientes? ¿A ver quién es el “valiente” sin conciencia que dejaría voluntariamente que su niño pase el rato con un parafílico o delincuente sexual porque sus deseos, necesidades y sentimientos son importantes, también?
Casi nadie parece preocuparse por lo que les sucede a los hijos de las personas en países extranjeros a manos de psicópatas, pero ¿qué pasa con sus propios hijos? ¿Cree usted que la edad de consentimiento sexual deba ser reducida o eliminada? Si es así, ¿a qué edad? ¿Deberían ser alentados los pedófilos a expresar sus compulsiones y fantasías en entornos de apoyo a otros depredadores de ideas afines? ¿Qué pasa si quieren ampliar su escenario, digamos, a la televisión?
¿Debería la sociedad considerar a alguien que quiere violar a su hijo como ‘inocuo’, siempre y cuando no lo ‘consumen’ con su hijo? ¿De verdad crees que alguien puede garantizar que se puede confiar en los que piensan en nuestros hijos, en este contexto, que no pongan en práctica sus fantasías, nunca? ¿Se les debería permitir trabajar con niños, o siquiera estar alrededor de los niños? En un mundo con una brújula moral, la respuesta sería rápida, obvia y directa al punto, en mi opinión. Pero hoy vivimos en un mundo cada vez más carente de conciencia. Se están borrando las líneas entre el bien y el mal.
¿Acaso la paz mental de la persona que quiere violar a su hijo ahora tiene precedencia y prioridad sobre la paz de la mente de su hijo? ¿Del hijo de quien sea?
¿Realmente queremos que los grupos de defensa pro-pedófilos apliquen suficiente presión para cambiar la legislación existente que protege a los niños de ser víctimas? ¿Cómo se manifestará una nueva “sensibilidad” hacia parafílicos y pedófilos en las calles y en las ciudades de este país con respecto a la legislación que regula el acoso sexual? ¿En las listas de registro de delincuentes sexuales? ¿En las escuelas y lugares de culto? Recuerde, nosotros ya tenemos un gran problema con la depredación sexual de niños en este país y en todo el mundo, muchos de los cuales no se denuncian.
¿Puede mantener y aceptar simultáneamente la idea de que si no hay “consumación”, no hay “problema”? ¿No hay ningún problema, siempre y cuando el parafílico/pedófilo mantenga su “basura” en los pantalones? ¿Deberían siquiera estar hablando con niños? ¿Qué esperan los pedófilos de nuestra cultura actual? Debería el resto de la sociedad aplacar a los depredadores y psicópatas y “comprender” que en realidad son “como nosotros”, excepto por una pequeña excepción pequeñita: quieren violar a nuestros hijos.
¿Desde cuándo tenemos que tener en cuenta los deseos y necesidades de los depredadores sexuales? ¿Qué pasa con los deseos y necesidades de sus víctimas o víctimas potenciales?
¿Quién va a hablar a favor de los niños? ¿Quién va a protegerlos? ¿Debería ahora estar bien acosar sexualmente a los niños en la escuela (o en cualquier lugar) siempre y cuando no haya “consumación”?
¿Alguien piensa preguntar a la larga lista de víctimas de abuso sexual lo que piensan y sienten acerca de los esfuerzos de cabildeo de grupos de defensa de pedófilos, o la presión que está siendo aplicada y mantenida por ellos políticamente y dentro de la comunidad de salud mental para “normalizar” su compulsiva depredación? ¿Alguien por ahí alguna vez pensó en preguntar a los niños en este país lo que piensan acerca de estar en el menú del banquete de un depredador? ¿Alguien alguna vez se molestó en preguntar algo a los niños? ¿Los niños de quién deberían ser sacrificados con el fin de aplacar a la gente que quiere violar a nuestro niños?
¿QUIÉN está cuidando a los niños?























Una Iniciativa consigue populares frenar un 1000 pedófilos

2 comentarios:

Jordi dijo...

Muchas gracias querido amigo ppr difundir esta terrible noticia todos los que son padres y los que no te lo van ha agradecer.
Un abrazo.

argos_2012 dijo...

Hacemos lo que podemos y la difusión de estas cosas son parte de una batalla colectiva. Ojalá y de verdad sirva a muchos que creo si. Saludos amigo.